AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

A vueltas con la pintura

0 comentarios




Migraciones pictóricas
Sala del Banco Herrero
Oviedo
Haste el 16 de Mayo


Partiendo de las palabras indicadas en el texto que acompaña a la exposición, comisariada por Jaime Luís Martín,  según David Barro posiblemente la pintura responde más a un estado mental, la pintura es una idea, una forma de pensar, seguramente sobre la propia pintura en su posibilidad de aprehender el mundo. Se podría decir que sobre la pintura sólo nos “queda” el propio término pintura, que actúa a modo de calidoscopio de posibilidades.

En una geografía plagada de certámenes pictóricos, concursos, premios, exposiciones, galerías de arte y todo lo que se pueda imaginar dedicado a la disciplina, descolgarse con una exposición cuya tesis de trabajo sobre el estado de la disciplina, tesis que ya ha aparecido, y el propio comisario se encarga de aclararlo en sus propias palabras, en repetidas ocasiones y desde diferentes ángulos y posicionamientos, apunta al abandono o la no necesidad del medio pictórico al uso, sino que desde otros modos de hacer y ejecutar se puede avanzar en la construcción de una iconografía donde la pincelada, que no el modo de pensar, brilla por su ausencia, descolgarse como decía en esta región con estas tesis no deja de tener un gesto de valentía.

Cansados como estamos de sufrir a defensa a ultranza de algo que no hace falta defender, aunque sí es criticable la actitud de inmovilismo ante todo lo que no tenga pigmento y esencia de trementina, mixta sobre tela o tabla, cansados de escuchar una y otra vez la vigencia de la pintura, la comprobación año tras año de que la feria de todas las ferias así lo demuestra, y los encargados de cubrir el evento y hacernos llegar las noticias de la capital a los profanos y paletos pueblerinos bien se encargan de hacerlo, cansado de escuchar disparates sobre las políticas públicas y el abandono por parte de ellas hacia quienes tanto han dado por el arte y la pintura en nuestra querida región, pues es de agradecer que alguien ponga un punto de cordura sobre todo esto, es de agradecer el intento del comisario de resituar, o al menos intentarlo, el estado de la cuestión y demostrar que hay otros modos de dirigir la mirada.

Los autores que conforman la muestra son bien conocidos entre nosotros, quizás se eche en falta un paso más al frente y comenzar a construir exposiciones donde este tipo de tesis se sustente no sólo en lo local, estaría bien contrastar con otro tipo de artistas y demostrar que, a pesar del victimismo de algunos y el desconocimiento de otros, hay artistas entre nosotros trabajando en los términos de otros ámbitos, lejos del aislamiento que algunos, probablemente los más ceñidos al terruño, con las miras puestas en otros lugares.
Este es el caso de Carlos Coronas y su investigación sobre la luz, que no con los preceptos minimal que alguno se empeñe en ver, magníficos los dos trabajos presentados para la ocasión, la ironía de Sandra Paula Fernández meándose en la “fuente” duchampiana, icono fundamental del pasado siglo, los ejercicios conceptuales haciendo uso de la Red de Jaime Rodríguez en su “At land. (Homenaje a Maya Deren)” o las fotografías de Carlos Suárez o Luís Suárez Lanzas, tan en la línea de los nuevos realista alemanes el uno o relacionado en mi subconsciente con las borrosas imágenes de Gerard Richter en otro.



Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia