AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Antonio Alonso de la Torre García

Migraciones Pictóricas

0 comentarios



Migraciones pictóricas
Del 14 de Abril al 16 de Mayo
Sala de Exposiciones del Banco Herrero

Jaime Luis Martín organiza esta exposición que se puede visitar, hasta el 16 de mayo, en la sala que el Banco Herrero tiene en la calle Suárez de la Riva de Oviedo. En su papel de dinamizador cultural Jaime Luis busca dar un paso más en ese debate, ya largo, acerca de la muerte o supervivencia de la pintura. En Asturias lo más lejos que se llegó fue a anacrónicas reivindicaciones del medio pictórico puro, clamando a favor de una técnica que no se asumía como muerta. Lejos de esta visión restrictiva se demuestra en esta exposición que la pintura sobrevive en variados soportes, materiales y técnicas. El progreso no puede detenerse, e igual que en su día los pintores flamencos comenzaron a utilizar el óleo, hoy los artistas tienen a su disposición gran variedad de instrumentos muy potentes que, si son bien usados, complementan o mejoran los efectos de la pintura.

Da la sensación de que los creadores tienen muy superado este debate, que a ellos no les interesa esta cuestión teórica. La pintura es para ellos una posibilidad más, que pueden mezclar con otras en esa continua exploración a la que se deben los artistas jóvenes o comprometidos. Que ellos se muevan en esa zona de riesgo y novedad es lo que hay que pedirles. Hoy no se lleva lo de artes mayores o menores y al lado del barro o de las varas de avellanos tejidas pueden aparecer píxeles o iluminaciones con leds. Las reflexiones de los artistas suelen ser sobre sentimientos o emociones, no sobre sus herramientas de trabajo. Lo que debería ser una satisfacción para todos es el hecho de que hoy tengan más posibilidades para conseguir movimientos, vibraciones, geometrías, equilibrios, misterios, brillos…

Jaime Luis Martín convocó para este proyecto a nueve artistas asturianos en cuya obra rastrea esos restos pictóricos. Los paisajes de luz de Pablo Armesto, las geometrías palpables de Isabel Cuadrado, los neones coloristas de Carlos Coronas, los irónicos y falsos iconos de Sandra Paula, las enérgicas reflexiones de Alicia Jiménez, los ciclos naturales de Vicente Pastor, la poesía interactiva de Jaime Rodríguez, los solitarios territorios de Carlos Suárez y las construcciones densas y borrosas de Luis Suárez Lanzas. Se trata de una selección de artistas muy acertada dado el motivo de la muestra. Fundamental resultó el enorme grado de implicación de cada uno de ellos en una reflexión que entendieron plenamente y a la que aportaron obras que se ajustan acertadamente al proyecto. Jaime Luis escribe de ellos en el catálogo: “…las nuevas generaciones son las más proclives a romper con los esquemas preestablecidos, asumiendo la reflexión y renovación pictóricas, aportando nuevas fórmulas, cuestionando los materiales empleados habitualmente en pintura y el cuadro como espacio de representación.”

Es inevitable que a esta hermosa exposición la rodee cierto aire nostálgico. Suele suceder cuando se respira un aire de homenaje, en este caso para recordarnos que fue la pintura el instrumento que durante siglos armonizó múltiples efectos. Efectos que hoy, por suerte, pueden ampliarse y multiplicarse de muchas maneras.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia