AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

La ciudad de papel

0 comentarios




Marco Recuero
La ciudad de papel
Escuela de Arte de Oviedo



Si existe hoy por hoy una disciplina que marca el territorio y el carácter de las ciudades junto a la arquitectura, esta por pura obviedad, no es otra que el diseño, en sus diferentes vertientes pero, sobre todo, en lo referente a la gráfica, presente en todos los estados de la cotidianeidad, en un paisaje urbano de mercado y globalización, de igualdad de mensajes independientemente del lugar en el que nos encontremos. Desde este panorama, el propio diseño gráfico ocupa un lugar destacado en imprimir un carácter y una personalidad a las ciudades, delatando el cómo de la mirada de sus habitantes, de su tendencia a la hora de entender el mundo.
Todo esto viene a colación de la exposición que bajo el título “La ciudad de papel” puede visitarse en la Escuela de Arte de Oviedo y que muestra una revisión al trabajo de Marco Recuero, probablemente uno de los profesionales más destacados y con un lenguaje propio más evolucionado y fácil de identificar en esta jungla de mensajes en que convertimos la propia ciudad.
Repasar el trabajo de los últimos años de Marco Recuero es comprobar, no sólo un oficio que domina a la perfección, que también, es sobre todo contemplar unos modos de hacer enriquecidos por multitud de focos de interés y que recoge de un modo sorprendente mucho del carácter que se puede transmitir sobre las tendencias, gustos culturales y musicales de un territorio como el nuestro.
Carteles como el de las Noches del Botánico ejemplifican la brillantez del proceso de ilustración que tan buenos ejemplos ha dado la propia Escuela de Arte, esta misma Muestra intenta analizar el trabajo de profesionales que en su día formaron parte de su alumnado, además de poner en evidencia la riqueza de los personajes salidos de su estudio, o como el cartel de la pasada edición del Festival de Cine de Gijón Ficxixón, dominado por una dinosauria entre el glamour y el punk, lleno de atrevimiento y ruptura de los clichés locales y que sólo una ciudad y un festival como el anunciado podían atreverse a proponer como imagen del mismo. Son solamente dos ejemplos del buen hacer de un creador que se convierte en un lujo para todos aquellos que disfrutamos de su trabajo y tenemos la fortuna de encontrarnos con sus diseños al volver cualquier esquina o mirar a algún escaparate de nuestra ciudad.



Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia