AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

Un sueño obligatorio

0 comentarios




Publicado en La Voz de Asturias
La idea de convertir la antigua Fábrica de Gas de Oviedo en un gran centro cultural y artístico siempre me ha parecido hermosa, bella, atractiva, pero más voluntariosa que realista. Con el Ayuntamiento inapetente y sin el apoyo claro de la Consejería de Cultura y la Comisión de Patrimonio, la posibilidad de llevarla a cabo era tan sólo un sueño, una quimera, un aire gaseoso. Pero la reciente decisión del Ayuntamiento de Oviedo de cerrar sus salas de exposiciones y dedicarse sólo a la música ha vuelto de repente el asunto en la única reacción posible a esa triste muerte anunciada, que pone a Oviedo en situación de emergencia. Se hizo la luz, las piezas por fin encajan.
Como el Ayuntamiento de Oviedo está arruinado y el Gobierno del Principado barre para Gijón, la única posibilidad sería contar con la propietaria del recinto, Hidroeléctrica del Cantábrico, que tiene una Fundación valiosa pero infrautilizada. También se podría hacer partícipe a Cajastur, que para eso comparten presidente y carácter semipúblico y que, ahora que se ha quedado sin la sala municipal cedida en los bajos del Teatro Campoamor, ya no tendría necesidad de rehabilitar su espacio de exposiciones de la calle San Francisco, que se cae a pedazos, y con eso debería bastarle.
El proyecto para la Fábrica de Gas del arquitecto gallego César Portela, aunque mejorable, es arquitectónicamente interesante, con esa pasarela uniéndola con el casco antiguo y sobrevolando la calle Paraíso, y es indudable que se podría negociar, si no la conservación integral del conjunto, al menos una restauración respetuosa que, además de conservar todos los elementos de patrimonio industrial de interés, permitiera deslindar bien los espacios de uso público y uso privado. Pero lo que es indiscutible es que la Fábrica de Gas se ha convertido en un sueño obligatorio, en la última esperanza de vida de una ciudad cada vez más mortecina e insulsa.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia