AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Benjamín Rodríguez ('Orson San Pedro')

0 comentarios


Visto en Contubernio Canibal


(El año pasado ganó el Premio Astragal, en Gijón, y ahora estaba ultimando el proyecto 'Vigorexy' entre Turquía, Madrid y Asturias. Iba a presentar en febrero un proyecto en Guadalajara (México), con Maite Centol, Pelayo Varela, Avelino Sala y otros colegas. Sirva sta breve entrevista como memoria fugaz. La tuvimos en su primera exposición individual en Gijón, hace cuatro años)

«Trabajar en equipo es fundamental»

Benjamín Rodríguez presentó con entusiasmo en Gijón su primera exposición individual, de la mano de la galería Altamira. La muestra, compuesta por pinturas, fotografías y una videocreación, patenta la experimentalidad de este joven creador residente en Madrid, que está en permanenente contacto con su tierra natal. El trabajo de Benjamín Rodríguez, aún incipiente, comenzó a tomar forma hace tres años, cuando entró en contacto con Maite Centol en Gijón, en el Espacio de Creación y Didáctica. Ella le guió en la realización de sus primeros dibujos sobre papel, que presentó en la II Muestra Internacional de Arte Alternativo, en una instalación titulada ‘Sin Parar’. Después, Benjamín Rodríguez se trasladó a Madrid, donde estudió fotografía y vídeo y actualmente cursa estudios de Bellas Artes en la Universidad Europea. Sus fotos fueron premiadas en el VI Certamen de Pequeño Formato de la Galería Dasto y formaron parte de distintas colectivas, como la VIII Mostra de Unión Fenosa, las XI Jornadas de la Imagen del Canal de Isabel II o el XXXV Certamen de Arte de Luarca. Ha participado en las iniciativas de arte público del gijonés Barrio del Carmen, y actualmente proyecta una intervención para el Festival Internacional de Cine de Gijón y otra para el barrio de Contrueces, en la misma ciudad.

–Lo primero que llama la atención en esta exposición es la fusión de disciplinas, sin disonancias. ¿Hay algún terreno que atraiga más que otros?
–Tras haber trabajado en diversas disciplinas, pienso que el artista se debe adaptar a la idea matriz para utilizar la técnica más apropiada, pero si tuviera que decantarme por alguna disciplina, sería aquella que me permitiera integrar al espectador de manera pasiva o activa en el concepto a desarrollar dentro de la obra.

–¿Qué podrá ver el público en esta primera y esperanzadora presentación pública?
–Por una parte, el video ‘Rasca y Gana’, que trata de reflejar la interacción del viandante sobre la obra y así su propia construcción. Por otro lado, la fotografía ‘Telofase’, de la serie ‘Mitosis Celular’, pretende provocar desequilibrios sobre el espectador, distorsionando la imagen. En cuanto a las pinturas, a base de pintura blanca y carboncillo sobre papel, contrasto elementos abstractos y geométricos. Dos piezas de la exposición tienen un profundo rasgo social, como concepto velado, sobre la palabra ‘Sida’ y los límites fronterizos entre países.

–En las obras parece existir un velado intento de desarrollar diálogos, ocultando y mostrando las cosas a un tiempo...
–Exactamente, menos en la pintura, en el resto de disciplinas me gusta interactuar de manera directa o indirecta. Por ejemplo, en fotografía intento engañar, enseñar algo ‘real-no real’ para que el espectador cree sus propios patrones de imagen.

–También se aprecia un cúmulo de intereses culturales variados, más o menos profundos...
–Me atraen artistas muy distintos, desde Beuys hasta Palazuelo, Álvaro Rey, Peter Bosch, Antoni Abad o Maite Centol. Y también las lecturas y las charlas sobre temas científicos, tecnológicos y socio-políticos, o la música electrónica, sin desdeñar la clásica, el jazz o el soul, entre otras cosas.

–¿Qué supone para estas obras el trabajo colectivo y las experiencias didácticas realizadas en Gijón?
–Creo que trabajar en colectivo es la forma de poder llevar a cabo proyectos artísticos de mayor envergadura y aprender de otras personas. Me gusta relacionarme con gente que me aporte algo, tanto en lo artístico como en otros campos del conocimiento. Siempre estoy deseoso que alguien me proponga algún reto. Trabajar en equipo es fundamental para enriquecerse.

–Y, si es posible, disfrutando mientras trabaja...
–Hoy por hoy, me gusta hacer proyectos relacionados con lo lúdico, con el disfrute, con la diversión y con la ausencia de problemas. Son valores que, a mi modo de ver, deberían estar mucho más presentes en nuestra sociedad actual. Por eso busco la inmersión del público dentro del espectáculo que les propongo, ofreciéndoles un conjunto de evasiones donde olvidarse de la realidad y encontrar un espacio de tiempo que, aunque sea corto, permita cultivar los sentidos. Que sea en sí mismo su motor generador y el arranque conceptual de mis futuros proyectos..

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia