AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

Cruciales años abstractos

0 comentarios


Publicado en La Voz de Asturias

 Antonio Suárez
 Galería Guillermina Caicoya, (Oviedo). Lunes a viernes, de 10.30 a 14 y de 16.30 a 20.45 horas. Sábados, de 12 a 14 y de 18 a 21 horas.
Hasta el 30 de enero.
Es oportuno preguntarse por qué no es más reconocido el pintor Antonio Suárez, siendo como es uno de los artistas fundadores del grupo El Paso. Es obvio que Saura, Millares, Rivera, Chirino, Feito, Canogar o Viola, por citar algunos de sus colegas en el grupo, gozan actualmente de más estima y prestigio, sin que por eso se pueda decir que muchos de ellos sean superiores. Cuando se menciona el asunto en los mentideros artísticos, se aducen razones comerciales (ha sido demasiado prolífico, sus cuadros nunca han alcanzado valores demasiado altos...) pero en ningún caso se plantean motivos relacionados con la calidad de su pintura. Si hubiera que buscar respuestas, se encontrarían quizá en el escaso respaldo crítico e institucional que ha tenido, aunque tampoco, porque, si se hace el repaso de las exposiciones antológicas que se le han dedicado, se ve que ha recibido homenajes tanto en su ciudad natal, Gijón (donde se expusieron ampliamente, en 1994, sus códigos expresivos, en el Palacio Revillagigedo, y en 1999 sus pinturas y dibujos primeros, en el Centro de Cultura Antiguo Instituto), como en la de adopción, Madrid, cuyo Centro Cultural de la Villa también le acogió generosamente (demasiado ampliamente quizá, puede ser este uno de los motivos por los que no se le sitúa todavía en el lugar que merece). En cualquier caso, que Antonio Suárez es un pintor de indiscutible calidad e interés se puede comprobar en la excelente exposición que la galería Guillermina Caicoya de Oviedo ha reunido en estos días, centrada en lo que denomina Los años de El Paso , entre 1957 y 1969. El Paso realmente dejó de existir como grupo en 1960, y la pintura de Suárez de los años setenta y ochenta no es en verdad inferior ni menos meritoria, pero la exposición se sitúa en una época especialmente relevante, cuando el pintor gijonés adquirió su estilo más reconocible: abstracto en los modos, matérico en la forma, intenso y expresivo en el gesto y la piel de su pintura.

Gran paso adelante


Luis Feás Costilla
Resulta complicado explicar hoy lo que supuso en su día el surgimiento del grupo El Paso en 1957. En resumidas cuentas, el arraigo de la abstracción internacional en las tradiciones artísticas españolas. La abstracción era, al menos en su versión más geométrica, una invención de países más al norte, más puritanos e iconoclastas, y El Paso consiguió enlazar la pintura no representativa con la veta más hispana y surrealista, de la que también había surgido, motivada por la Segunda Guerra Mundial, el expresionismo abstracto norteamericano. El Paso se convirtió en la máxima expresión del arte español de vanguardia, al tener la abstracción practicada por casi todos los miembros del grupo un marcado acento español, caracterizado por el dramatismo, el oscuro cromatismo, el énfasis pictórico o la expresividad a ultranza, como bien resume Valeriano Bozal. Esta circunstancia fue aprovechada por el nuevo gobierno tecnócrata del franquismo, cuyos ministros del Opus forzaron el cambio de la política del Estado en las Exposiciones Internacionales y en Bienales como la de Alejandría, Sao Paulo y Venecia, que se convirtieron en el escaparate de los nuevos artistas nacionales. Los artistas de El Paso se vieron en la tesitura de ser enemigos del régimen en el interior y tener que aparentar ser sus colaboradores en el exterior, algo a lo que se opusieron los actores de la nueva abstracción geométrica española, agrupados en el Equipo 57, formado ese año y defensor de una alternativa tanto artística como política al personalismo y subjetivismo del grupo El Paso. Un episodio apasionante de la historia del arte español, en el que tuvo mucho que ver Antonio Suárez, quien participó en las Bienales de Alejandría, Venecia y Sao Paulo, en las que expuso de forma individual, sin renunciar a su principal compromiso, el artístico.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia