AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Ser inteligentes

0 comentarios

Ingo Giezendanner y Andy Gracie abren la temporada 2010 de la galería Espacio Líquido y de El Hervidero


Publicado en El Comercio

«Se puede dar por sentado que nada respecto al arte se puede dar por sentado», solía decir Theodor Adorno al hilo de estas cosas. El filósofo alemán sabía que, en un momento histórico donde el ‘todo vale’ suele aportar a nuestro panorama poco más que ‘nada’, el arte es inútil, pero necesario. «El hombre proyecta sobre los objetos automatizados la autonomía de su conciencia, su poder de control, su individualidad propia, la idea de su persona», diría también Beaudrillard, acerca de las nuevas tecnologías.

Su uso y abuso para relevar la actividad humana puede llegar a ser, pese a esa lógica utilidad, algo banal. Lo cierto es que la inteligencia (artificial) está aportando poco al panorama creativo. El arte (nuevo) suele emerger en los sistemas tecnológicos cuando están descontextualizados, no cuando están de moda. Sólo en el páramo de las ideas la tecnología tiene capacidad para liberarse de ese «absurdo de su utilidad» y rearticular posibilidades expresivas.

Aboguemos, pues, por la inteligencia sin adjetivos, y por su proliferación entre jóvenes como el suizo Ingo Giezendanner o el inglés Andy Gracie, que el jueves inauguran sendas exposiciones en la sala Espacio Líquido y en El Hervidero, en Gijón.

Proceso y transgresión

Proceso y transgresión en la obra de Giezendanner, confluencia de lo tecnológico con lo natural en los trabajos de Gracie. Dos maneras dispares y un mismo empeño para interpretar y producir formas artísticas desde el conocimiento.

Dos apariencias, ajenas entre sí, que pueden cohabitar en nuestras emociones.

Ingo Giezendanner (o ‘Grrrrr’, que es su alias) suele dibujar y tomar apuntes de los lugares que visita para recrearlos en galerías y espacios urbanos, llenando cada rincón de imágenes muy expresivas.

Fue uno de los artistas que brillaron en Arco 2009, en Madrid, y formará parte en la próxima edición de stands como el de la galería Espacio Líquido. En 1998 publicó ‘GRR30: Urban Recordings’, un interesante compendio de ilustraciones en blanco y negro.

El año pasado, en el CAB de Burgos, su obra ‘ocupó’ el espacio expositivo mediante pinturas murales, aprovechando rincones internos y paredes, como hará en Gijón durante la próxima semana.

El ‘street-art’, el arte en la calle, también le interesa. Edificios, vallas publicitarias, carreteras, gasolineras, el metro o bares como soportes para retratar lo observable, entre la ilustración y el cómic, con su enorme facilidad para ejercer como cronista.

Tendencia poética

Andy Gracie, licenciado en Bellas Artes por la Liverpool Politechnical School, ha impartido clases en varias universidades del Reino Unido. Su obra explora los puentes entre sistemas, desarrollando acciones y comunicaciones entre la ‘máquina’ y el ‘animal’ para desarrollar trabajos. Partiendo de tesis científicas, suele proyectar lecturas de tendencia poética y cierta vibración estética. Su obra ‘Deep Data (prototipo 1)’ formó parte de la última edición del Festival ‘Arenas Movedizas’ que el colectivo asturiano Fiumfoto organizó en las lavanderías de la Universidad Laboral.

Otros trabajos de Gracie, como ‘Autoinducer_ph-1’ fueron premiados antes, en el concurso Vida 9.0 de la Fundación Telefónica y en Ars Electrónica. Sus proyectos los realiza bajo el pseudónimo ‘Hostprods’, investigando la utilización de sistemas tecnológicos en los procesos de creación artística.

Se trata,en fin, de tender posibles puentes entre lo orgánico y lo digital. Un trabajo, como el de Giezendanner, en proceso y transgresión constante.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia