AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costillla

Luis Fernández, de antología

0 comentarios


Publicado en La Voz de Asturias

 Luis Fernández y Manuel Calvo
Guillermo de Osma y José de la Mano  (Madrid)
Hasta el  15 de Enero Y 30 de diciembre, respectivamente
Es casual que en el mismo tiempo y casi en el mismo espacio coincidan en Madrid sendas exposiciones de dos de los principales artistas asturianos de todos los tiempos, el parisino Luis Fernández y el madrileño Manuel Calvo, ambos originarios de Oviedo, aunque luego trasladados a otros lugares por los avatares de la vida, Fernández, nacido en 1900 y huérfano desde niño, para librarse de prestar, en 1924, el servicio militar en Marruecos, y Calvo, nacido en 1934, porque su familia lo perdió todo en la guerra civil -el padre incluso la vida. Del primero, la prestigiosa galería Guillermo de Osma, especializada en arte español de las primeras vanguardias y la Escuela de París, reúne una veintena de piezas admirables, en su mayor parte sobre papel, porque es muy difícil conseguir obra venal de un artista que fue siempre escaso de producción, para desesperación de sus marchantes, aunque de rendimiento altísimo y calidad siempre constante y elevada. La pieza más llamativa de las expuestas es, sin duda, la única escultura, un gato realizado en granito negro del que apenas quedaban noticias documentales y que ha sido localizado en una colección particular de Estados Unidos. Luis Fernández siempre consideró que el aprendizaje de la escultura, que empezó a realizar en su adoptiva Barcelona, era necesaria, imprescindible, para la formación de un buen pintor, al constituir la forma en sí misma y no su figuración, como puede apreciarse en la rotundidad de una pieza extraordinaria, realizada hacia 1925 por quien es desde luego uno de los pioneros de la abstracción española, por mucho que en la nueva disposición de la colección permanente del Museo Nacional Reina Sofía de Madrid se haya decidido quitarle la sala que le estaba dedicada y no colgar siquiera uno solo de sus cuadros. El resto de la exposición hace un repaso, más abarcador que antológico, de las diferentes etapas de su pintura, completado con obras de coleccionistas que no están en venta.

Composiciones espaciales


Además de la citada pieza escultórica, la exposición de Luis Fernández está compuesta por dibujos, guaches y óleos representativos de su inicial etapa abstracta y su posterior conversión figurativa, desde las fantasías surrealistas o las tauromaquias post-Guernica a las finales naturalezas muertas con resplandor de ultratumba, cráneos, rosas y palomas de solemnidad profundamente religiosa. En su militancia postvanguardista, Fernández nunca renunció a las conquistas plásticas del período de entreguerras, que aplicó con todo el rigor en las obras de sus últimos treinta años, aunque sin dejarse atrapar por los dogmas formalistas que pueden acabar en el estrangulamiento del arte. Algo parecido debió de pensar Manolo Calvo, pintor de las generaciones posteriores, que desde de finales de los años cincuenta hasta principios de los sesenta se dedicó a realizar obras de estricto control geométrico, algunas de las cuales se muestran en otra extraordinaria exposición en la galería José de la Mano de Madrid. Son 35 piezas excelentes de Calvo de su inicial pero decisiva etapa normativa, en línea con lo defendido entonces por el Equipo 57, del que fue compañero de viaje, y que supuso para él la obtención de sus primeros reconocimientos, con exposiciones tanto en la madrileña galería Alfil como en la mítica Denise René de París. Pero, muy pronto, Manolo, otro espíritu libre, que siempre ha antepuesto su honestidad a cualquier tipo de componenda favorecedora, se sintió atado por las estrecheces de un estilo demasiado estricto y decidió hacer camino por su cuenta, combinando la abstracción con la figuración expresionista sin limitaciones formales ni mentales. La obra expuesta en Madrid es en cualquier caso interesantísima y se complementa con un estupendo catálogo gráficamente documentado.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia