AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

Paisajes más abiertos

0 comentarios


Publicado en La Voz de Asturias


 Núñez Arias: ´Luz en el agua´--Plágaro: ´Identical paintings´.
 Galería Vértice (Oviedo). Lunes, de 17.30 a 21 horas. Martes a sábados, de 11.30 a 14 y de 17.30 a 21 horas.
Hasta el  11 de diciembre.
Septentrión siempre ha resultado buena musa para la abstracción, sobre todo cuando ésta es consecuencia directa de la interiorización del paisaje. Este es el caso, por ejemplo, de pintores como José Arias (Gijón, 1953), Avelino Mallo (Sama de Langreo, 1956) o José Andrés Gutiérrez (Luanco, 1959-1994), que se han dedicado a reconstruir el paisaje asturiano partiendo de premisas plenamente abstractas, automáticas y casuales, pero llegando siempre de lo general a lo particular, dando alguna referencia concreta con la que poder evocar lugares determinados. Más frecuente es el caso contrario, es decir, el de aquellos pintores asturianos que, aun anclando en unas coordenadas concretas lo fundamental de su trabajo, no pretenden representar nada, como hacen por ejemplo Manuel Rey Fueyo (La Felguera, 1950), Vicente Pastor (Luarca, 1956), Javier Riera (Avilés, 1964), Javier Victorero (Oviedo, 1967), Guillermo Simón (Villaviciosa, 1968) y José Manuel Núñez Arias (Culmieiros, Castropol, 1949). Pero la abstracción también puede ser camino de vuelta, y por eso no es de extrañar que estos dos últimos hayan decidido emprender un viaje de retorno al paisaje en el que han nacido, se han criado y han vivido, sin que esto suponga el más mínimo demérito. Guillermo Simón lo muestra en su exposición en el Colegio de Abogados de Oviedo, actualmente abierta, y Núñez Arias en la individual que presenta en la galería Vértice de Oviedo, un paso lógico en su trayectoria coherente. Es como si el pintor de Culmieiros hubiera alejado el punto de vista y de sus obras habituales, que eran como paisajes de roca y madera observados con el microscopio, hubiera llegado a las de ahora, en las que ya se distinguen la perspectiva aérea y el horizonte, pasando con toda naturalidad del realismo restringido del motivo rocoso a una visión más abierta, sin que esto signifique menos trabajo ni menos esfuerzo, sino la misma minuciosidad de siempre, con un resultado más limpio sobre lienzo.
Pinturas idénticas


Es indudable que el arte moderno ha tenido siempre una cierta obsesión por la originalidad. Así mismo es cierto que los artistas se han aburrido siempre de las formas ya realizadas, y que este cansancio ha impulsado la renovación artística. Sin embargo, el arte no ha sido nunca tan cambiante como desde el pasado siglo, en el que ha estado afectado de una enloquecida movilidad. El ejemplo de Picasso, junto con consideraciones de orden comercial, ha animado al artista contemporáneo a no dar pasos adelante más que de forma dramática. La inquietud, la errancia, ha dado una impresión de progreso, pero es una impresión falsa contra la que se alzaron el pop y el minimalismo y en general las vanguardias de los años sesenta, que para reírse del aura de la obra única y eliminar toda impronta personal del artista impusieron la serialización fría que hoy predomina en el arte contemporáneo, mediante la fabricación de obras idénticas y calcos prefabricados. Lo hicieron frente al expresionismo abstracto, al que acusaron de personalista y demasiado sujeto al individualismo burgués. Pero todo arte verdadero es en el fondo inevitablemente original, como lo prueban sin ir más lejos la lenta evolución de Núñez Arias y la obra toda del otro artista que expone en Vértice, Plágaro, cuya indagación en torno a la condición única e irrepetible de la obra demuestra que no es posible hacer cuadros iguales. Sin el apoyo de ningún artificio mecánico, es imposible que dos o más cuadros resulten idénticos, por mucho que se pinten simultáneamente y cada pincelada copie literalmente a otra. Siempre habrá alguna diferencia, como se puede apreciar en cada uno de los conjuntos presentados en la galería, adquiribles por bloques, no por separado, como corresponde a una propuesta que no por seriada es menos seria.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia