AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

XX años

0 comentarios


XX Edición Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias 2009.
Sala Borrón




Efectivamente veinte años sí son muchos, al contrario de lo que cantaba el tango, son muchos y se notan en la madurez y las nuevas actitudes de los jóvenes artistas participantes en la Muestra de Artes Plásticas, se nota en la manera de articular los discursos, dubitativos en ocasiones como no podría ser de otro modo, en la eficacia de presentación y representación, en la proximidad de una información mucho más accesible, sobre todo en la puesta en escena y solidez de planteamientos.
Acompañada de un libro-catálogo muy cuidado, el aniversario lo merece, la presente edición de la Muestra coincide en una selección de creadores con puntos en común iconográficos, en una decidida apuesta por la figuración y por el predominio del Dibujo con mayúsculas como disciplina que permite resolver muy diversos relatos, incluso en aquellos donde existe un intento pictórico la apoyatura gráfica les ayuda a reforzar la obra.
Sencillamente exquisitos los libros intervenidos de Sara García Fernández llenos de referencias, contundentes los de  Manuel Griñón Montes en su gusto por la línea clara, con cierto sabor “comiquero”, intensos en contenido los mostrados por  Carlos F. Pérez Rodríguez, reconocibles e inquietantes en el caso de Rebeca Menéndez, tremendos y surrealistas en los cuadros de Rubenimichi, delicados y efectivos los de Carlos López Traviesa.
Mención aparte las instalaciones de Adrián Cuervo, perfectas en ejecución y combinación de poéticas y tecnología, tanto en la titulada “la incómoda sensación de que un autómata guía nuestras vidas” como, sobre todo, en “recuerdos, gota agota”, pieza que se pudo contemplar en la pasada edición de Arenas Movedizas en los antiguos aseos de “la laboral”, aquí también queda patente que cada vez es más el dominio de los lenguajes usados, frente a cierta actitud “naif” pasada.
Podemos ver en la evolución de la propia muestra cómo se ha ido abandonando la inocencia y madurando en saber hacer, en una mejor construcción de lo que se desea narrar, quizás sea momento de cerrar un ciclo discursivo e intentar dar una nueva vuelta de tuerca a próximas ediciones, quizás comienza a perder sentido la insistencia en las disciplinas y articular nuevas miradas más abiertas, donde se puedan establecer otros puntos de partida a la hora de hacer balance de lo que ocurre alrededor, de cualquier modo es, sin lugar a dudas, una de las mejores ediciones de las que hasta ahora hemos podido contemplar.





Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia