AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Camín en plural

0 comentarios

Publicado en La Nueva España y http://blogs.lne.es/jaimeluismartin/


Camín cercano
Palacio de Valdecarzana
Artistas con Camín
Casa Municipal de Cultura de Avilés
De 5 al 28 de Noviembre



 



En el octogésimo aniversario del nacimiento de Joaquín Rubio Camín (Gijón, 1929-2007) y cuando se cumplen dos años de su fallecimiento, varias instituciones han querido homenajear al artista aunando esfuerzos dentro del programa «Camín 80», en el que han participado el Museo Juan Barjola, la Fundación Evaristo Valle, la galería Cornión y la Fundación Municipal de Cultura de Avilés, con dos actuaciones que se complementan. Por una parte, la Casa Municipal de Cultura congrega en una muestra, comisariada por Amador Fernández, a los amigos que, vinculados al mundo del arte, se encontraban próximos a Camín. Al tiempo, en el palacio de Valdecarzana se reúne una interesante selección de sus trabajos de acero y papel, un «Camín cercano», al que nos aproxima el trabajo de la comisaria Soledad Álvarez.
Camín fue un artista inclasificable, con una curiosidad innata y una potencia creativa desbordante que igual se enfrentaba a la pintura que trabajaba la madera y el hierro, tanto sabía de botánica como de diseño de muebles y de lámparas, que colaboró con diferentes estudios de arquitectura y vivió una singular relación con la fotografía. «Como artista -decía Camín- creo que tengo que hacerlo todo, y no hay arte menor o mayor. Lo del arte es una manera de pasar por esta vida. No importa tanto lo que haces, lo que físicamente queda hecho, si es que queda algo, como la actitud de un artista a través de la vida».
Desde su primera exposición, junto a Antonio Suárez, en la sala Cristamol (Gijón, 1947) recorrió un largo camino que le llevó, en dos ocasiones, a la Bienal de Venecia y a obtener el Premio Nacional de Pintura (1955), el Gran Premio de Escultura en el Certamen Nacional de Artes Plásticas (1962) y el Premio Nacional de Ilustración (1988) por su libro «Valdediós». Sin embargo, Camín expuso por primera vez en Avilés en 1982, en la Casa Municipal de Cultura. En 1986 inicia, en el parque Ferrera, una intervención escultórica sobre un tejo que finaliza en febrero de 1987, convirtiéndose en la primera escultura urbana de arte contemporáneo de la ciudad. En 1988 expone, de nuevo, en la vieja Casa Municipal de Cultura una serie de piezas de madera que posteriormente donaría a dicha entidad, muchas de las cuales adornan los pasillos de la actual Casa Municipal de Cultura y los rincones de la Biblioteca Pública Municipal. Son obras de una gran expresividad, que exploran las fibras y texturas del material, realizadas entre 1986 y 1987, aplicando la gubia y la motosierra para alcanzar esas formas elementales de gran contundencia plástica.
En buena lógica, con esta amplia representación de sus trabajos en madera, sólo cabía aproximar al público avilesino a la actividad artística realizada en acero y caracterizada por el angular que para Soledad Álvarez «constituyó el soporte por excelencia (…) y se convirtió en el elemento singularizador de su estilo». Pero si en Valdecarzana el perfil industrial en ángulo y los collages -verdaderos ensayos y experimentos visuales de gran contención formal y expansión conceptual- configuran el grueso de la muestra, en la Casa Municipal de Cultura todo es añoranza y cariño. Javier Aleixandre, Melquíades Álvarez, José Ramón Cuervo-Arango, Reyes Díaz, Ramón Isidoro, Gonzalo Juanes, Josefina Junco, Mingotes-Villemur, Pablo Maojo, Roberto Molinos, Marcos Morilla, Pelayo Ortega, Edgar Plans, Ramón Prendes, Fernando Redruello, Ramón Rodríguez, Verónica Rubio y Antonio Suárez componen la amplia nómina de artistas que han querido sumarse al homenaje a uno de los creadores más importantes del siglo XX en Asturias.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia