AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

El cruel mar de Luis Vigil

1 comentario



Publicado en La Voz de Asturias

 Luis Vigil. Mare crudele.
 Galería Guillermina Caicoya, calle Asturias, 12 (Oviedo). Lunes a viernes, de 10.30 a 14 y de 16.30 a 20.45 horas. Sábados, de 12 a 14 y de 18 a 21 horas.
Hasta el 14 de noviembre.
A sus cuarenta y seis años, Luis Vigil es ya uno de los mejores pintores asturianos de todos los tiempos, y aun así es casi desconocido en su ciudad natal. Estudiante en la Facultad de Bellas Artes de la Universidad Complutense de Madrid, becado por la Academia de España en Roma, con estudio abierto en Barcelona durante muchos años, no exponía en Oviedo desde que compartió en 1986 las salas de la Caja de Ahorros de Asturias con su amigo Germán Madroñero.
Anteriormente, en 1981, antes de cumplir los dieciocho años, había realizado en la ciudad su primera exposición individual, a la que le siguieron otras numerosas en Madrid, principalmente con la prestigiosa galería Antonio Machón, que le llevó a Arco en 1988. En 1992 y 1996 fue escogido por Javier Barón para participar en la VI y la VII Bienales Nacionales de Arte Ciudad de Oviedo, cuando cada nueva exposición suya en la capital de España ya era acogida con expectación por la crítica madrileña, que ha continuado siguiéndole la pista a pesar de sus cada vez más distanciadas apariciones, en galerías de menor reputación como Masha Prieto o Depósito 14.
El regreso a Oviedo ha supuesto para él en cierto modo un enclaustramiento asfixiante del que por fortuna le ha hecho salir Guillermina Caicoya, al proponerle realizar en directo y en la propia galería, a la vista del público, todas las obras que integran la presente exposición, incluido el gran mural que había iniciado en su estudio en Barcelona y que se ha convertido en quilla o proa de su gran aventura marinera, una revelación para quienes acaban de descubrir ahora sus portentosas dotes como dibujante, pintor e imaginero barroco, digno de admiración. El mar es el tema de superficie de una pintura que tiene otros fondos y que tras el divertimento aparente que suponen los capitanes, los marineros, los bañistas, los peces, los crustáceos y los cefalópodos esconde artes de pesca de mayor calado, en las que es fundamental el cebo vivo.
Pescado y carne


Luis Vigil es un pintor de esos que se suelen llamar raros, ajeno a toda concesión a modas y a modos, con una pintura sólo comparable a la de artistas inclasificables como José Gutiérrez Solana, con quien comparte por ejemplo una cierta manera de concebir la figuración distorsionada, con el color más plano y separado por líneas de contorno en el caso del pintor madrileño y la pincelada más empastada e integrada en el conjunto en el del asturiano, de tonos más llamativos. Además, ambos participan de una lúcida percepción del corrompido mundo en que vivimos, más negra y sórdida en la obra de Solana, como corresponde a una pintura realizada en los años veinte y treinta del pasado siglo. La de Vigil, iniciada en los efervescentes años ochenta, es menos tremebunda, más humorística y distanciada, pero aun así resulta a veces casi perversa, sobre todo cuando trata el tema de la infancia, con la irrefutabilidad de lo vivido.
Como prefiere claramente el pescado, y la explicitud con que trata los asuntos homoeróticos ha suscitado ácidos comentarios de escritores conservadores como Andrés Trapiello, parece dispuesto a aceptar la expiación mediante la mortificación de la carne, y por eso pueblan su obra tantos y tan variados santos ascetas, unas veces al borde del éxtasis o de la histeria, otras en estado de contemplación o en penitencia. Esa es sin duda una herencia romana, como lo es también su interés por el barroquismo, su dinamismo, la diversidad de fuentes de luz y la multiplicidad de puntos de vista, apreciables sobre todo en el mural central, integrado por diferentes paneles con distintas escenas que encajan a la perfección a pesar de estar unidas de forma aleatoria, con el único nexo en común del motivo marinero y una pasión que no por melodramática y teatral suscita menos emociones fuertes.

Volver

Comentarios

fYjVWjcRMGA escribio el 08-02-2012:
Muy bueno y focilitacienes por el proyecto, en verdad no lo conocia y me parece muy interesante. Si en algun momento pensas en promocionarlo avisame, podriamos hacerlo por medio de Look and Take, la empresa de las postales gratis. No te estoy vendiendo, te lo ofrezco de onda para darte una mano, por que me parece que puede explotar de bueno.Bye.

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia