AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

PSJM 'juega' en Berlín

0 comentarios


Ángel Antonio Rodríguez
Publicado en El Comercio
El colectivo PSJM continúa planteando reflexiones sobre el sistema de valores del arte actual y sus medios de difusión, con proyectos que experimentan con el lenguaje y la mercadotecnia. Tras presentar hace dos meses en el Museo Barjola de Gijón su instalación 'Slogans', realizada expresamente para la Capilla de la Trinidad, ahora el asturiano Pablo San José (Mieres, 1969) y la canaria Cynthia Viera (Las Palmas, 1973) participan en Berlín en una exposición (junto a Kirsten Mostel y José Rosario Godoy) bajo un proyecto comisariado por Clara Muñoz que presenta la galería Lucas Carrieri. La intervención de PSJM, titulada 'American colors', gira aparentemente en torno a la abstracción geométrica y el minimalismo, pero atesora un sentido profundamente irónico.
La pintura minimalista de origen norteamericano se viene expandiendo, con distintos nombres, desde los años sesenta del siglo pasado, pero en sus orígenes las formas no eran metáfora de nada. Aquí, en cambio, los cuadros de PSJM utilizan cinco colores que simbolizan la aplicación convencionalmente destinada a definir las razas humanas (blanco, negro, amarillo, rojo, naranja) para someter después la distribución de la pintura sobre la madera en función de determinadas estadísticas poblacionales. Las piezas tratan, pues, de ir más allá del juego estético o de las progresiones geométricas para plantear recursos conceptuales, transmutando el cálculo aparentemente abstracto de las composiciones en un lenguaje matemático calculado 'a partir de' unos datos concretos.
La idea de fondo no es nueva. Peter Halley y otros artistas 'neo-geo' llevaron las teorías 'minimal' al planteamiento de esquemas que definían estructuras sociales o urbanas. También algunos artistas ligados al Black Mountain College practicaron distintas vías de ensayo y denuncia, partiendo de formas esenciales y aparentemente desnudas de significado. En cualquier caso, los cuadros de PSJM permiten 'leer' la pintura en clave porcentual y familiarizar al espectador con otras maneras de mirar, proponiendo un enredo didáctico y lúdico, aunque la cosa no se plantea como algo 'divertido'. Las pautas elegidas son ciertas estadísticas de población de Estados Unidos, como el censo carcelario y el índice de pobreza, donde el diseño toma forma bajo un fondo claramente crítico. En definitiva, experimentan con la sociedad del conocimiento y la información, conjugando la infografía, el objeto, la pintura de campos de color y el diseño con los estudios sociológicos y antropológicos.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia