AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

Lo propio en lo ajeno

0 comentarios



Publicado en La Voz de Asturias
El pasado en el presente y lo propio en lo ajeno.
Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Universidad Laboral s/n (Gijón). Miércoles a lunes, de 12 a 20 horas.
Hasta el 28 de septiembre.



Hay que agradecer al comisario de esta exposición, Juan Antonio Álvarez Reyes, el esfuerzo por integrar lo propio en lo ajeno, las premisas locales en un contexto más amplio, con artistas de la tierra interpolados con artistas de fuera, en contra de lo que viene siendo habitual en Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, más inclinado al proceso contrario, de disolución incolora, inodora e insípida en un magma tecnificado y sin espíritu del lugar, supuestamente a la última. El primer paso en este sentido fue la exposición There is no road, comisariada por Steven Bode, cuyo desafortunado título en inglés no impedía apreciar la voluntad de arraigar su propuesta en el paisaje en el que está inserto el centro de arte, formalizando de esta manera el tantas veces reclamado, por diversos sectores críticos asturianos, cambio de rumbo. En esta ocasión, todos los temas tratados (la revolución en Asturias y la Guerra Civil, la propia Universidad Laboral, la crisis industrial y minera de los años ochenta y la lengua asturiana en peligro) son estrictamente propios, incluso hasta locales, pero Álvarez Reyes ha tenido el acierto de saber ver en ellos su componente universal, patrimonio de todos, y sus similitudes con situaciones semejantes vividas en otros países de nuestro entorno. Así, la fosa común de Valdediós, suceso oscuro de la guerra civil, se equipara con los asesinatos y desapariciones de la guerra de Bosnia, la fastuosidad franquista de la Universidad Laboral con edificios parecidos de la Hungría socialista, también reconvertidos en complejos culturales, la crisis de la industria y la minería asturiana con procesos casi iguales padecidos en la Inglaterra thatcheriana y la llingua o bable con otras lenguas minoritarias y casi extintas, como el comanche, en dibujos, fotografías, proyecciones y montajes sonoros y visuales cuya mejor baza está en haber aplicado el prosaísmo característico de los formatos documentales a un discurso abiertamente político.


Pasado y presente
El asunto principal de la exposición El pasado en el presente y lo propio en lo ajeno no es tanto el territorio como la memoria, consustancial a un espacio como aquél para el que está pensada, una Universidad Laboral erigida en los años cincuenta como emblema del primer franquismo falangista, posteriormente dejada inacabada por el cambio de orientación del régimen y finalmente, tras años de abandono e infrautilización, reconvertida recientemente en nada menos que en toda una Ciudad de la Cultura, en cuyos antiguos talleres se ubica el Centro de Arte y Creación Industrial. Tras la fachada escorialense y un patio interior cargado de toda la retórica nacional-catolicista se esconde una excelente y moderna estructura de hormigón, debida al arquitecto madrileño Luis Moya, que para la decoración escultórica contó con el asturiano Manuel Álvarez-Laviada, republicano confeso, que para purgar sus pecados se vio obligado, como tantos otros, a hacer profesión de fe y cantar (tallándolas en piedra) las alabanzas del Caudillo. Por Dios y por España. Una buena parte de la actual exposición, la mejor enfocada de cuantas han sido realizadas hasta ahora en Laboral, está dedicada precisamente a eso que se ha venido a llamar (un tanto inadecuadamente) memoria histórica, preocupada por la lectura correcta del pasado y la readaptación y adecuación de los símbolos, entendidos éstos como reflejo y proyección en el presente. En este sentido se mueven, entre otros, los vídeos de Martha Rosler y Avelino Sala, ambos sobre el águila imperial de la que se apropió el totalitarismo, y que el asturiano sugiere derribar sin más del frontispicio de la propia Universidad, cuando lo más lógico sería impedir que el fascismo se adueñe de símbolos que no le pertenecen, reivindicándolos.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia