AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Utópico, ácido y lírico

0 comentarios

Jaime Rodríguez presenta en la galería ovetense Texu un nuevo proyecto de videoarte y varias obras secuenciales, tratando de romper esquemas


Publicado en El Comercio

Una utopía expresada en términos de dialéctica, sin despreciar las calidades, la alternancia de soportes y la hibridación de disciplinas. 

Así, Jaime Rodríguez (Oviedo, 1968) ofrece estos días en la galería ovetense Texu una interesante propuesta de videoarte acompañada de obras sobre papel, apuntando a ese periodo espacio-temporal que ya recogían sus últimos trabajos multidisciplinares. 

Hace unos meses, este febril artista presentaba en el Centro de Arte Casa Duró de Mieres una amplia retrospección sobre sí mismo, antecedente de la exposición que hoy nos ocupa. Decíamos entonces que, durante toda su carrera, ha venido buscando la máxima expresión con el mínimo de elementos, en registros sosegados, ecos que susurraban espacios reales y destrozaban absurdos debates sobre las terminologías estilísticas. 

Así lo hacía su obra pictórica, y así lo sigue haciendo en sus videocreaciones. 

La obra de videoarte, que ha titulado ‘Esencia/On’ , se nutre de juegos de color y proyecciones hacia ese sentimiento utópico, para generar sensaciones postpictóricas a partir de imágenes virtuales. 

Con música de ‘Ten&tracer’ y de ‘Mshia-f-lehkla’, la secuencia fílmica trata de ligar narratividad y pulsión cromática, lanzando guiños a la naturaleza, donde el paisaje tiene una gran presencia que desemboca en el personaje final, llenando la escenografía. Lírica y ácida a la vez, la propuesta no tiene desperdicio emotivo. 

En los últimos años Jaime Rodríguez se ha interesado por esa alternancia de vías expresivas, generando colaboraciones diversas y organizando, incluso, interesantes proyectos colectivos. Esta exposición es un nuevo rompecabezas, un nuevo reto en sus empeños, para analizar los engranajes del tiempo, cuyo carácter discursivo funde concepto y expresión sin desligarse del envite nostálgico, de esa suerte tan pasional y loable que define a los artistas comprometidos con su época. 

La serie sobre cartón, titulada ‘Utopía’, compone con el dibujo gestual, el juego onírico, la poética contenida y la luz. La incorporación de la palabra y su permanente vinculación con las vanguardias experimentales es clave en ciertas piezas, como si el artista plantease una denuncia social modulada, en obras secuenciales, rompiendo moldes. Sin descanso, Jaime Rodríguez hace confluir en cada pieza sus búsquedas, refugio para el espíritu, para generar días eternos y hallazgos y lugares comunes. 

Vinos, llantos y risas. Que no es poco.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia