AJIMEZ ARTE

Crítica

Luis Feás Costilla

Anarquía cara a la galería

0 comentarios


Publicado en La Voz de Asturias


 MK Kähne. Anarquía y Disturbio. Fiumfoto. Y entre sus pies y la tierra se abre un abismo.
 Galería Espacio Líquido.
Hasta el 18 de julio.
La galería Espacio Líquido de Gijón está librada a la anarquía. Abierta al desorden y al caos a que conduce el experimentalismo, acoge estos días dos exposiciones muy distintas pero de similar espíritu trasgresor, realmente complicadas si lo que se busca es un propósito comercial: por un lado las fotografías y los artilugios del artista lituano MK Kähne, que expone por segunda vez en esta sala, y por otro los vídeos y fotografías del dúo asturiano Fiumfoto, dentro de las actividades de El Hervidero, espacio dirigido por Alicia Jiménez en la planta baja y en el que se cuecen las propuestas más insólitas de la galería gijonesa, a medio camino entre el documentalismo, la reflexión y los talleres iniciáticos. La primera exposición es una decantación directamente política de la obra del artista de Vilnius y reúne el trabajo de los últimos tres años en Berlín, ciudad en la que reside desde comienzos de los noventa y que le ha inculcado ciertas dosis de perspicacia alternativa. Su discurso, que generalmente tiene que ver con las falsas necesidades de la sociedad de consumo y la constatación de que el progreso tecnológico a veces (muchas veces) conlleva el fracaso social, se hace en esta ocasión aún más explícito y muestra a través de fotografías y objetos los tintes más negros de la revuelta callejera, con coches quemados y otras escenas incendiarias, todo dentro de una estética de diseño con un toque chic que no está claro que resulte el más adecuado. Por su parte, el dúo Fiumfoto muestra, también en su habitual discurso de confrontación con las formas de poder absoluto, y en colaboración con el Centro de Investigación Artística de Ladines, una serie de fotografía y vídeo organizada en torno a una imagen generatriz, la de una bailarina mutante de múltiples piernas que representa la inestabilidad del salto adelante del progreso científico y técnico, en una crítica social que se vuelve tanto más efectiva cuanto más consciente se es de que la belleza convulsiva supone el único y verdadero acto de resistencia activa.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia