AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Habitando lugares

0 comentarios


Publicado en ABCD
 
Pablo Armesto
Beca Antón 2007
Museo Antón . Candás  (Asturias)
Plaza del Cueto S7N
Hasta el 21 de Junio
En julio se cumplirán veinte años de la inauguración en Asturias del Museo Antón, abierto en la villa marinera de Candás para albergar el legado del escultor local Antonio Rodríguez García, dedicado desde su fundación a la promoción de jóvenes creadores mediante exposiciones individuales y el fomento de la producción artística. Han recibido ayudas de este hermoso espacio, entre otros, Pablo Maojo, Javier del Río, Amancio González, Carlos Coronas, Avelino Sala, Tadanori Yamaguchi o el gijonés Pablo Armesto (1970), que presenta estos días su obra reciente. La muestra se gestó en los dos últimos años, tras la obtención de la Beca Antón 2007, y se nutre de una gran instalación y varias pinturas, esculturas y grabados que ocupan la planta baja.
Explorar horizontes. El interés de Armesto por explorar otros horizontes prevalece en todos los retos que emprende, ya sean sus numerosas contribuciones al arte público o sus atractivos montajes expositivos. En Los umbrales del tiempo (Centro de Cultura Antiguo Instituto, Gijón, 2001), hacía una incipiente declaración de intenciones mediante un curioso site-specific que simulaba puertas, sonidos y juegos de luces, invitando al espectador a pasear entre las piezas. Después reivindicó las relaciones entre ciudades y ciudadanos en proyectos como Punto de encuentro (Premio Astragal, 2004), partiendo de direcciones alternativas que equilibraban el riesgo discursivo y la poética, integrando lo social y lo cultural sin desdeñar las calidades plásticas. Una línea más intimista le interesó en Luz interior (Beca AlNorte, galería Espacio Líquido, 2005), One Way (Centro Cultural Cajastur Palacio Revillagigedo, 2008) o Secuencias 24, que brilló hace unos meses en la Laboral de Gijón y el ZKM de Karlsruhe (Alemania), dando un paso más en su vocación por las convergencias entre Biología, Historia y tecnología. El itinerario, el camino como metáfora de vida, es la idea central de otras experimentaciones donde subyacen argumentos filosóficos y simbólicos cuya espiritualidad suele estar dominada por la luz, faro alegórico del destino.
Esos principios -y la fascinación por la arquitectura y la habitabilidad como factores primordiales de actuación- son la razón de sus últimos trabajos. El análisis de la arquitectura como eje de comportamiento humano asume aquí los espacios del arte como lugares de concordia, integrando viejas y nuevas tecnologías de comunicación a la hora de articular las obras o investigar los ciclos del tiempo. En las fronteras del arte óptico y el posminimalismo, Armesto incita a los espectadores a relacionar sus imaginarios colectivos. Cada pieza patenta formal y conceptualmente el alma de este inquieto creador que no renuncia a cualquier medio capaz de plasmar su afinidad con la evocación, la energía o los ritmos procesuales, bajo una inteligente fusión de oficio, tradición y pasión por el arte actual.
Identidad cultural. Pero es la identidad cultural, sin duda, la búsqueda más apreciable en esta exposición, una metáfora del lugar realizada con materiales cercanos, como el hierro o los palos de avellano, con los que Armesto ha desarrollado su particular cebatu, vocablo utilizado en Asturias, entre otras cosas, para denominar al entretejido de varas en la construcción de casas tradicionales. Huyendo de dogmas localistas, el artista levanta hogares, certeros homenajes éticos y estéticos aliñados con sorprendentes juegos cromáticos que controla digitalmente, aportando, además, xilografías y pinturas, consciente de que la obra debe condicionar la utilización de los recursos, y no al contrario. Aprovecha el silencio casi místico del centro para ofrecer nuevos retos al visitante, que debe penetrar pausadamente en sus rincones, admirar luces, espacios y grafismos e interpretar realidades y otras dimensiones genuinas. Odas a la Naturaleza, la memoria y la reflexión concebidas para suscitar diálogos y sumar esfuerzos.
 

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia