AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martin

Memorable y esencial

0 comentarios

Publicado en la Nueva España


Francisco Velasco
Litografías
Series. “Europa y Europeos”
Del 24 de Abril al 18 de Mayo
Galería Amaga

Francisco Velasco (Pelúgano, Aller, 1955) es de los pocos artistas que todavía consiguen escaparse del banalismo que nos rodea y alcanzar unas intensidades fuera de toda duda. Y para ello no necesita recurrir a la última tecnología ni realizar aspavientos mediáticos y ridículos para hacerse notar, le basta una piedra para alcanzar lo maravilloso y tocar la sensibilidad. Por eso resulta un creador extraño que se mueve entre los fulgores casi olvidados de la sinceridad y vive reconcentrado en su mundo, ajeno a vanidades y sin más estrategias que sedimentar un trabajo experimental vinculado a la estampación. 



Su carrera pictórica se inició en la sala Nogal de Oviedo en 1978, pero su gran pasión -la litografía- afloró once años después, en 1989, en la Casa municipal de Cultura de Llanes, tras realizar un curso de estampación en la Recerca Gráfica de Calella en Barcelona. Aunque su madurez como litógrafo tuvo lugar en el Frans Masereel Centrum de Kasterlee (Bélgica), al que acudió por primera vez en 1991, desarrollando, en los años sucesivos, un importante trabajo que se materializó en diversas ediciones litográficas. Su obra se encuentra en museos nacionales e internacionales, y destaca su participación en la Bienal de Arte Gráfico de Lieja (2005 y 2007) y en la de Krakovia (2006) y Viena (2007). Además, cabe destacar numerosos premios y reconocimientos, pero también su importante labor en la recuperación de los fondos de la Litografía Viña de Gijón. 



Nos encontramos, por tanto, ante un importante creador, animador de diversas aventuras plásticas y maestro de técnicas y conceptos casi olvidados, pero que contienen la magia de los relatos litográficos, de la reproductividad y la destreza manual. Sin embargo, Francisco Velasco no se podía quedar anclado en la tradición y desde sus primeros encuentros con las técnicas de estampación investiga en la aguada litográfica, los troquelados y las tintas metálicas, al tiempo que explora la seriación o deriva en instalaciones como la «Capilla de papel», en el Museo Barjola (2004). 



En este sentido, sus latas con trozos de litografía en su interior, que evocan a los etiquetados para las conserveras, le permiten realizar diferentes composiciones en el espacio, un juego que revaloriza el objeto industrial, bien cargándolo de misterio -cuando las latas están cerradas-, bien descubriendo, tras su apertura, un contenido únicamente apto para el consumo visual. En cualquier caso, queda claro su compromiso con la investigación, renunciando a cualquier comodidad y afrontando, de continuo, nuevos retos. 


Pero junto a esta pasión por lo objetual las litografías sobre papel condensan sus mayores preocupaciones estéticas. Y «color, gesto, signo, ampuloso trazo, tintas opacas, oros y platas y tintas metálicas viradas conforman -señala María del Mar Díaz en el díptico que acompaña la exposición- el sustrato de su léxico actual». Velasco pinta sobre la piedra, controla el proceso y consigue unas calidades verdaderamente sorprendentes en el resultado final. El artista plasma en estas series su visión de Europa, un territorio con sus zonas oscuras, pero también con sus lugares comunes, en estampaciones de gran formato resultado de composiciones múltiples, con el color y la mancha como ingredientes esenciales que denotan su adscripción pictórica. 



El trabajo constante, ordenado y callado de Francisco Velasco desde hace más de tres décadas, así como el empeño en construir un mundo propio, sin afectación alguna, con la claridad de los lugares inolvidables, junto con su resistencia a echarse en manos del mercado y una dicción diferente e inadaptada, lo convierte en uno de los creadores asturianos más potentes, con una obra serena, memorable y esencial.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia