AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Diseñar experiencias

0 comentarios



Publicado en La Nueva España
Ricardo Villoria
Diseño gráfico
Del 7 al 30 de Enero
Casa Municipal de Cultura de Avilés


En un mundo donde el grito y la muerte, el sufrimiento y el hambre, quedan reducidos a espectáculo e imagen, asépticamente envasados, atractivamente diseñados para su consumo y distribución en los diferentes informativos; en una cultura en la que prácticamente se han disuelto las diferencias entre arte, diseño y artesanía, produciéndose una democratización y conectividad entre las distintas creaciones, propiciadas por los nuevos «media», resulta difícil abstraerse a la creciente pujanza de las industrias creativas y su valor simbólico en la economía de mercado. Hasta tal punto se ha producido un vuelco de valores que cualquier nido de resistencia, cualquier sector crítico, sabe que el éxito de su mensaje depende del refuerzo de sus relaciones, de su capacidad de interconectividad, más eficaz en tanto se logre una mayor creatividad en la forma de empaquetarlo y transmitirlo. 

Por eso no resulta extraña la mirada de Ricardo Villoria (Villoria, concejo de Laviana, 1986) que utiliza el diseño para producir un «collage» artístico que alude a la multitud de imágenes que nos saturan, produciendo un cortocircuito que nos saca del tedio visual en que habitamos. Este diseñador titulado en Gráfica Publicitaria por la Escuela de Arte de Oviedo ha ganado numerosos concursos de carteles y diseño y fue seleccionado en las dos últimas convocatorias de los premios «Laus», e incluido en la exposición de mupis de «Motiva 06». Actualmente trabaja en el equipo de diseño y maquetación de LA NUEVA ESPAÑA. 

Sus trabajos se aproximan al concepto de obra inacabada, manteniendo un interés por los procesos de producción, apostando por «hacer diseño» como una acción capaz de cambiar el mundo, un acto de rebeldía que permite mantener un estilo de vida propio y disfrutar con la diferencia. «Collages, fotografías, tipografía, etcétera, formarán parte -afirma el artista- de estas obras en las que intento plasmar una explosión de color e imagen que conquiste al espectador más atrevido». 

La instalación que propone Ricardo Villoria contiene una colección de piezas de diferentes proyectos en los que ha trabajado en los dos últimos años. A las referencias reconocidas de Sergio del Puerto o de estudios como Vasava, cabe añadir la constante presencia de la web tejiendo relaciones y posibilitando encuentros. Pero esta muestra, asentada, principalmente, sobre fotografía e ilustración, con influencias del «street art» (arte callejero) y sus manifestaciones contraculturales y políticas, no disimula una debilidad por el barroquismo, como ejercicio de saturación y como clave para comprender este relato moderno que rebosa visualmente. En este sentido destaca «Grant Portbou Casino», un trabajo experimental de exploración de la imagen corporativa de una empresa imaginaria, vinculada al lujo, el turismo y a un capitalismo que se expande a través de las imágenes que genera. Todo estalla en una visión caótica en la que se agradece que no falte ni el humor ni la diversión. 

Una propuesta diferente que busca nuevas relaciones entre diseño y sociedad, liberándose de la tiranía del «marketing» para apostar por creaciones que, bajo la superficial capa de maquillaje, produzcan experiencias intensas y críticas.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia