AJIMEZ ARTE

Crítica

Jaime Luis Martín

Discretamente atractivo

0 comentarios

Publicado en La Nueva España
 


XXXIX Certamen Nacional de Arte de Luarca
Del 6 al 29 de Noviembre
Sala Cultural Cajastur

En pocos certámenes de arte de los que se celebran actualmente en Asturias podemos encontrar una xilografía al lado de un vídeo, como ocurre en el Certamen de Arte de Luarca, en el que conviven, pacíficamente, la obra gráfica de Marta Fermín con el magnífico vídeo de animación de Lara+Coto. Posiblemente esta cohabitación de diferentes lenguajes sea una de las principales causas de la pervivencia de un concurso con treinta nueve años a sus espaldas y que sobrevive en un tiempo en el que, como afirmaba Catherine David en una entrevista reciente, «frente a los procesos tradicionales del arte interesa crear contextos para inventar otras posibilidades de encuentros que no oculten los antagonismos y que permitan la existencia de un espacio de debate».

Este año, a diferencia de los anteriores, la fotografía ha quedado relegada a favor de las propuestas pictóricas. Y esto a pesar de la singularidad de algunas obras, como las de Tomás Miñambres e Íñigo Callés. En el primer caso con una imagen en la que destaca la figura humana solitaria situada en una atmósfera misteriosa. La particular mirada de Callés posibilita una relectura de las ruinas industriales a las que se enfrentan con un sentido pictórico, preocupado por la luz, el color y el espacio. Hay que destacar, también, las «dudas» y enredos fotográficos de Gema Ramos, las imágenes digitales de Natalia Pastor, de fuerte contenido crítico, y las fotografías de Pedro García y Ruth+Erre, que consiguen transmitir la desolación y soledad que envuelve a la sociedad actual.

Pero el premio del Ayuntamiento de Valdés lo obtuvo José Francisco Caso del Corro «Kso» (Gijón, 1970), con un autorretrato en la mejor tradición del realismo figurativo, modelado por una pintura que se hace carne y pasión y transforma lo visual en una experiencia táctil. El artista, inmerso en la soledad, nos mira, agotado, entristecido, en mitad de la nada. Su imagen transmite desasosiego y pesadumbre, deslizándose por sus pinceles una sensibilidad enigmática y una belleza diferente, más próxima a la dignidad de los perdedores que a los cánones clásicos.

El premio Cajastur recayó en esta edición del certamen en José Luis Pastor (Barcelona, 1971), que se sirve del esmalte sobre lona para presentar una imagen efectista, un juego próximo al hiperrealismo con los objetos como protagonistas de una realidad teatralizada.

Además de los ya citados, han sido seleccionados Elena Rato, Soledad Martín, María Ángeles Palomeque, J. Sinovas, Raquel Miranda, Rebeca Fernández, Barrial, María Braña, Encarnación Domingo, Lola Berenguer, Úrsula Faya, Israel, Teresa Pérez, Cristina Fernández, Álex Badía, Benjamín Lebrato, A. Sandoval, Luis Pineda, A. Álvarez de Celis, Elvira Pañeda, Daniel Diéguez y Arturo Fuentes.

Es cierto que en Avilés, por falta de espacio en la sala, sólo se puede contemplar una parte de la muestra. Pero a pesar de estos inconvenientes, el Certamen de Luarca siempre resulta discretamente atractivo e interesante, con voz propia y diferenciada, reconociendo la complejidad artística actual.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia