AJIMEZ ARTE

Crítica

Bruno Marcos

Mi hartismo, mi bohemia

0 comentarios



Publicado en Contra e-norte/e-norte.org

Ayer escuchaba a Julio Cortázar y, de entre tantas cosas extraordinarias que decía, me llamó la atención la más insignificante, que él no se consideraba un escritor profesional, que quería verse como un aficionado, que él sólo escribía cuando le apetecía... E iba yo pensando en cuánto me identifico con ello y qué poco con lo que supuestamente defiendo aquí: buenas prácticas, profesionalización de los artistas...
Alguien contestó a una noticia de e-norte sobre lo poco que ganaban los artistas con que es que los artistas no son sindicalistas y, aunque a primera vista parecía una idiotez, era un buen grito de rebeldía, casi dandy. Para eso ya trabajamos de camareros, de vigilantes, basureros, fruteros, guías de museos, recaderos, o profesores...
Será seguramente esa profesionalización de las artes la que trae esta rutina, estas deposiciones intrascendentes, intercambiables como cromos del repertorio de una juventud rematadamente imbécil que se regodea en su grandísimo potencial para envejecer siéndolo. Y esa servidumbre al propio estilo: esperpentizar a la propia familia hasta la extenuación, pintar circulitos de un color con otro dentro hasta la alineación, retratar anodinas arquitecturas gigantistas hasta estomagarse...
Qué poco se entiende lo que es la creación... Pedimos becas, premios, ayudas... ¿pero quién está al otro lado... acaso nadie?¿Se puede hacer algo que intensifique, al menos un poco, nuestra existencia sin estar absolutamente solo, totalmente fracasado?

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia