AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Puertas al espacio mental

0 comentarios

El asturiano Fernando Gutiérrez muestra sus nuevos registros expresivos en la exposición 'Alicia hacia dentro' que presenta en el CCAI de Gijón





Publicado en El Comercio

Piezas de animación y murales componen la muestra. / E. C. La exposición 'Alicia hacia dentro' de Fernando Gutiérrez (Oviedo, 1973) anuncia estos días los renovados registros de este joven artista en la sala 1 del Centro de Cultura Antiguo Instituto, en Gijón. El proyecto es fruto de una subvención concedida el año pasado por la Fundación Municipal de Cultura, Educación y Universidad Popular en su convocatoria para producciones artísticas.
Licenciado en Bellas Artes por la Universidad de Salamanca, Fernando Gutiérrez expuso por primera vez en la Casa de Cultura de Avilés en 1999, tras brillar en la Muestra de Artes Plásticas y otros certámenes de la región. Poco después se fue de Asturias para continuar formándose, pintando e iniciando otros trabajos interdisciplinares, de carácter ambiental, alterando espacios y transformándolos en paisajes interiorizados. Su regreso ha coincidido con la apertura de LABoral Centro de Arte, que le incluirá en alguno de sus próximos proyectos.
En aquella exposición avilesina decíamos que la obra de Fernando Gutiérrez era un canto a la sublimidad de la pintura, con interesantes registros líricos. Se trata de una pintura básicamente emocional, de suaves vibraciones. El artista huía de cualquier argumento anecdótico y apostaba por la sobriedad, sin estridencias cromáticas, resolviendo las texturas con eficacia y manteniendo intensos equilibrios entre azar y razón, para configurar hermosas atmósferas que reivindicaban sus firmes creencias expresivas.
Austeridad formal e introversión subyacen aún en 'Alicia hacia dentro' donde los argumentos poéticos han desaparecido en favor del discurso teórico. Las imágenes pretenden abrir puertas hacia un espacio mental («submundo de posibilidades retroalimentadas en crecimiento exponencial», según el autor) aprovechando piezas de animación y murales intercomunicados, realizados en la sala de exposiciones y en un espacio urbano. El proyecto parte de la revisión de dos conocidas obras de Lewis Carroll ('Alicia en el país de las maravillas' y 'Alicia a través del espejo') y pretende analizar los vínculos entre ficción, realidad y proceso creativo, en línea con algunas teorías conceptuales que exploran el desplazamiento del objeto hacia la idea.
Los murales se nutren de composiciones efímeras, con dibujos que siguen alternando órdenes y azares mientras aprovechan paredes y rincones. Las obras digitales juegan con similares herramientas, generando un conjunto repleto de metáforas que, si logran mantener vivas las llamas de la reflexión y la emotividad, seguramente permitirán a Fernando Gutiérrez asumir con garantías sus próximos envites.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia