AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ana Fernández

PSJM abre tienda en Gijón

0 comentarios

Publicado en El Cultural

MARX®
Laboral Centro de Arte. Los Prados, 121. Gijón. Hasta el 9 de junio.

PSJM es un equipo artístico integrado por Pablo San José (Mieres, 1969) y Cynthia Viera (Las Palmas de Gran Canaria, 1973). Afincados ahora en Berlín, han venido desarrollando en los últimos años un original y valiente trabajo artístico de reflexión sobre el fetichismo del arte, la mercadotecnia, la desmitificación de la obra única como objeto exclusivo del mercado artístico y los medios de masas. La obra ha sido producida por la Oficina de Proyectos de LABoral y el CAAM de Gran Canaria, en una primera colaboración de centros próximos en intenciones aunque geográficamente alejados.

PSJM ya cuenta con su propia marca registrada, y ahora presenta MARX®, materializada en una línea de productos dirigidos a un sector joven -vaqueros, camisas, vestidos y zapatos-, con una campaña publicitaria que incluye un spot televisivo, carteles para marquesinas, folleto, catálogo e incluso música original -remedo consciente de La Internacional-, es decir, los medios habituales en el lanzamiento de un producto nuevo. La instalación tiene una presencia efectiva en una de las salas del centro, con el montaje de una verdadera boutique para la exposición y venta de los productos. Con un probador, una dependienta y un diseño limpio al modo de las decoraciones asépticas de las principales cadenas de venta de ropa, la obra sobrepasa el espacio expositivo para ocupar las calles fuera de la institución. Como no podía ser menos tiene su propio eslogan: "Haz como nosotros, sé diferente", con la fuerza de los lemas de Nike, Adidas o BMW. La frase no resume las cualidades del producto, sino su capacidad para aparecer distinto de la masa, para diferenciar a un consumidor paradójicamente comprador de un artículo no exclusivo. El sentido individualista del mensaje resulta desconcertante ante el nombre del producto, que alude evidentemente a Karl Marx, padre del materialismo dialéctico y del marxismo.

Las fotografías de los mupis están inspiradas en los recursos publicitarios habituales, con una pareja de jóvenes atractivos, modernos, abrazados sensualmente. Los productos, jeans y prendas de algodón, son de uso generalizado y en apariencia poco diferentes de cualquier otra línea de ropa joven, aún cuando -como en la publicidad- se reclame su originalidad y exclusividad. Quizás poca gente se haya dado cuenta en la calle que el nombre del producto y los rostros de Marx repetidos en la estampación de las telas resultan contradictorios con el marketing. Porque el pensamiento marxista habla de una alienación consumista, que altera la voluntad, y de un fetichismo de la mercancía que constituye una de las bases del capitalismo.

El proyecto de PSJM convierte al artista en una empresa desmitificadora no ya de la obra de arte tradicional, que iniciara el Dadá, sino de los usos de las mercancías y los discursos publicitarios. Como reclaman sus creadores, MARX® no es una parodia de la seducción comercial, es un simulacro de nuestra sociedad de consumo. Una imitación ficticia que parece real por la minuciosa y ocurrente falsificación de la mercadotecnia actual, que invita a diferenciarse del resto de la sociedad a través de la imagen y que asume los mensajes de la publicidad sin cuestionarse los resortes psicológicos que le han empujado a adquirir un determinado producto. La estrategia de estos creadores pasa inicialmente por el estudio atento de los acontecimientos sociales, económicos y políticos, para apropiarse de las herramientas empresariales, hacer simulacros o engaños y una crítica estética, política y sociológica. MARX® nos propone vivir una identidad de marca, fresca, cool, lujosa, tan exclusiva como un zapato de Dior. Y con esos consumos, estas pertenencias, podríamos alcanzar la felicidad ficticia y autocomplaciente con la que machaconamente nos bombardea la publicidad.


 

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia