AJIMEZ ARTE

Crítica

Natalia Tielve García

Textual: la multiformidad como obra de arte

0 comentarios

Publicado en La Nueva España

Recientemente inaugurada en el Centro Municipal de Exposiciones de Avilés, la exposición TEXTUAL, nos introduce en el multiforme, apasionante y enriquecedor mundo del libro de artista, poniendo de manifiesto sus numerosas posibilidades como obra de arte. Promovida y organizada con pasión y esfuerzo por Marta Fermín y Daniel Jove, la muestra reúne a veintiséis artistas;  una cifra muy significativa en tanto que pone de manifiesto no sólo el interés que esta estrategia estética despierta entre una parte importante de nuestros creadores, sino porque, además, es reveladora de la comprometida respuesta y buena sintonía de las que, ante esta iniciativa, los autores han hecho gala. La exposición se convierte, gracias a esto, en un punto de encuentro, de unión de creadores que trabajan en diferentes especialidades y a los que aglutina el común deseo de hacer del arte un objeto para ser vivido.
Conceptualmente, el libro de artista engloba a cualquier libro, sin limitación de tamaño, forma, técnicas y modalidades expresivas - dibujo, pintura, grabado, escultura, fotografía, cerámica, poesía visual, electrografía, etc. -, materiales - papel, madera, cuero, cerámica, hueso, metal, recursos digitales - en cuya realización, directa o indirectamente, participen uno o varios artistas. Disolviendo los límites entre distintas disciplinas, este tipo de obras llevan al espectador a adoptar una actitud activa ante a la obra, generando una peculiar experiencia estética, más lúdica, más cálida e intuitiva. Una experiencia en la que intervienen la vista - y en ella los colores, las transparencias, las luces, las sombras, las texturas visuales - el tacto - y en él, las texturas táctiles, las concavidades y convexidades, los pliegues –, e incluso también cabe la percepción sensorial del oído y el olfato. Con todo, el objeto así concebido, tiene la virtud de cumplir algunas de las máximas de la aspiración al arte total: la integración de las artes, el acercamiento del arte a la vida, la búsqueda de un lenguaje universal.
 TEXTUAL, planteada dentro de un circuito itinerante, se dio a conocer en el mes de febrero en el Centro de Arte Casa Duró, de Mieres, para trasladarse luego a la Escuela de Arte de Oviedo, coincidiendo con las X Jornadas de Grabado y Edición de Arte y recalar ahora en Avilés. En la muestra se dan cita creadores de distintas generaciones y planteamientos expresivos.
Entres las plurales sensibilidades y propuestas que encontramos en esta exposición, el rigor conceptual, la mirada introspectiva y la sutileza definen el intimista trabajo de la artista de origen mejicano, afincada en Asturias, Fernanda Álvarez: Aprender a leer, un verdadero ejercicio de reivindicación de la cultura libresca impregnado del recuerdo de la infancia. Nicole´s town, de Agustín Bayón, a través de una sugerente intervención sobre un objeto encontrado, un antiguo cuaderno de contabilidad, recrea una suerte de utopía paradisíaca. Un planteamiento próximo lo encontramos en Les ayalgues de Kafiristán, de Gabino Busto Hevia que, desde una voluntad pedagógica, evoca los tesoros de la novela El hombre que pudo reinar, de Kipling, así como la película homónima de Huston. Por su parte, Recorridos, de Eugenia Capellán es una suerte de diario íntimo donde, a modo de viaje interior, la creadora bucea en sus propias raíces, generando un circuito que viene dado por las huellas de sus pies.
Libro de la montaña, de Isabel Cuadrado, alberga en su interior una escultura, una síntesis del paisaje, muy acorde con la versatilidad y la pluralidad de procedimientos plásticos a la que responden los trabajos de esta fértil creadora. Desde otra perspectiva, El humano frente al cambio, a cargo de Sandra Estrada, es un video-libro que, a través de una estudiada secuencia de imágenes, medita sobre la naturaleza del ser humano y su actitud ante el mundo. Dentro de una línea más intimista, en Cuando se escapan las palabras, libro rollo de Marta Fermín, la leve sugerencia del trazo, la delicadeza del papel y el poder conmovedor de los textos se alían para dar como resultado una obra llena de referencias autobiográficas. También con un alto potencial evocador, Como el mar abierto, de Daniel Fernández Jove, nos traslada a la espiritualidad del paisaje marítimo en una obra pulcramente resuelta desde el punto de vista técnico.
Por su parte, Sandra Fernández Sarasola, en Nos podíamos haber roto, realiza un montaje en forma de poema, que habla de llanto, de melancolía, de dolor, del temor de la ruptura, de la soledad. Mensajes evocadores son los que, al propio tiempo, tenemos en el libro desplegable La higuera, Dora Ferrero-Melgar, quien nos desvela la intimidad de su mundo, sus recuerdos de infancia. Unas connotaciones bien distintas son las que recoge Señas de identidad,  a cargo del reconocido y fértil fotógrafo José Ferrero; una interesante pieza que nos invita a participar de una reflexión sobre la pérdida de identidad que se hace visible en la sociedad de consumo.
A través de una peculiar reinterpretación del paisaje y con el acento puesto en el potencial volumétrico de la obra, en su despliegue espacial, se despliega la sutil propuesta de Angélica García.  De otro lado Una historia de amor es la que nos relata el ingenioso libro acometido por Josán López de Pariza; un divertimento, tan lúdico como puede serlo el amor. Entender el arte como instrumento crítico y como arma perturbadora, es la posibilidad que Jaime Luís Martín nos abre a través de Muros, un itinerario virtual en la deriva por la Red, muy en conexión con los planteamientos multimedia tan en voga en nuestros días. Cultivarte, de María Mieres, es un poema-objeto que gira entorno a los conceptos de libro, cultura y arte, desde la ingeniosa máxima leer para cultivarse.
Poética de Navegación, S.L., a cargo de uno de nuestros más polifacéticos creadores asturianos, Ricardo Mojardín, recoge, en clave irónica, su peculiar mirada ante realidades propias de nuestra sociedad y, en particular, la crisis industrial. Por otra parte, el libro objeto que presenta la joven artista María Moriyón, a modo de instalación, reflexiona sobre la relación del hombre con la naturaleza y, explícitamente, sobre el concepto de caducidad. El Árbol, símbolo de lo femenino, y el Libro, de lo masculino, articulan la pieza Sine qua non, del inconformista Jaime Rodríguez, en la cual subyace un arduo ejercicio de introspección personal. Porqué tengo ganas de llorar es un poema objeto, realizado por Elisa Torreira de escueta sencillez y extrema delicadeza. La evocación autorreferencial, el mundo de la infancia se adueñan de Luna Lunera, de Ana Vila en una delicada plasmación de las cuatro fases lunares.
Entre los artistas foráneos, la madrileña Cristina Almodóvar recrea un fascinante universo organicista en el que prevalece la sugerencia de serenidad y calma, ingravidez y levedad. A un perturbador universo nos traslada el también madrileño Pedro Luís Cembranos a través de La ventana, desde las transformaciones que un hombre alucinado podría detectar en el paisaje. Huella futura es una pieza editada por la Calcografía Nacional, que pone de manifiesto la capacidad del madrileño Raúl Díaz Reyes para experimentar con la combinación de técnicas de grabado clásicas e impresiones digitales. NO BOOK – volumen 1, de Diego Pérez Galindo, es una enigmática y austera pieza que recoge un ejercicio de introspección, dudas y conjeturas. Cuerpos femeninos, receptáculos de mensajes que hablan de amor y de libertad, son las páginas del Libro de autor, presentado por la artista lucense Marta Prieto. Para finalizar, la posibilidad de hacer de la idea arte, guía la intensidad de Gesichter, a cargo de comprometido creador madrileño Juan Pablo Villalpando.
En suma, hibridación, mestizaje, versatilidad, interdisciplinariedad, permeabilidad de los géneros y de las técnicas…todo esto y más es lo que el espectador puede encontrarse en esta sugerente exposición de libros de artista.

 

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia