AJIMEZ ARTE

Crítica

Jaime Luis Martín

Paisajes con sentimientos

0 comentarios

Publicado en La Nueva España
Lorna Martínez
“Mis Lugares”
Pinturas
Galería Mediadvanced. Gijón
Del 2 al 17 de mayo


Siempre he visto a Lorna Martínez (Avilés, 1976) como una creadora inquieta y con los suficientes arrestos para impulsar una empresa, su Taller de Estampación Margen en Gozón;  lanzar al mercado una marca de ropa, “Pezypeza” ; impartir talleres de grabado o hurgar en los paraísos pictóricos donde, al cabo, se refugia de tanto ajetreo. Y en todas estas actividades siempre ha apostado por lenguajes modernos, renunciando a ampararse en lo rancio y salpicando su cocina creativa de ingredientes renovadores. Lorna que estudió en la Escuela de Arte de Oviedo se encuentra vinculada al “Grupo Salinas” impulsado por Jesús Ángel y que, precisamente, celebra estos días el treinta aniversario de su puesta en marcha con una muestra colectiva, en la que se incluye una obra de la artista, en el Palacio Valdecarzana. 

En la galería Mediadvanced ha reunido ocho óleos de mediano formato y una veintena de acuarelas, un recorrido por sus lugares, paisajes imaginarios que revuelven en la abstracción pero arrastran notas figurativas, pausas evocativas. Pero estos territorios antes que escenificaciones del mundo real se construyen como dramaturgias de la interioridad, más como el proceso de una agitación de sentimientos y sensibilidades que como el resultado de una mirada al exterior. La propia artista precisa que "son lugares donde me he refugiado buscando la soledad, mares en los que me he sumergido, cielos donde volé sin alas... lugares de los buenos y malos momentos..."


En su pintura las grandes manchas de color animan el ritmo pictórico, y a momentos de una recóndita oscuridad le suceden espacios abiertos de una gran armonía. En esta intensidad hallamos ciertas notas disonantes que funcionan como rupturas y evitan la dulcificación de una obra que se encuentra más próxima, para entendernos, a una interpretación jazzística que a las voces empalagosas de los triunfitos. La experimentación con materiales como el betún o la lejía, radicaliza la experiencia pictórica conduciéndola por caminos turbadores. En esta búsqueda de texturas y efectos lumínicos irrumpe un caos tan sólo reconducido por las líneas y trazos que recorren la superficie e imponen zonas de definición, un orden en la constante convulsión cromática. En sus cuadros también están presentes los juegos de luces y sombras, la provocación del tacto, y la mezcla de la delicadeza con la rotundidad de la huella.

Para Lorna la pintura es una inmersión en otro lugar, un territorio distinto y mágico, una experiencia que transita entre la soledad y el gozo, con instantes de serenidad o de estremecimiento. Y en esos extremos del gesto nadie puede negar que esta artista nos entrega momentos de una gran madurez pictórica, una poética personal que es todo un regalo para la mirada.

    

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia