AJIMEZ ARTE

Crítica

María Elena Palmegiani

Pie de foto...

0 comentarios

Evocativa y sugerente la exposición que la fotógrafa Nuria Pozas presenta en el Café Popul’art de Avilés del 12 al 30 de enero.

Nacida en Madrid en 1971, Nuria es ya una asturiana de adopción, en efecto vive y trabaja en Avilés donde también sigue los cursos de la Escuela de Cerámica. Inquieta y sensible, está actualmente experimentando en distintos campos: fotografía, cerámica y pintura.

La exposición “Pies”, modesta pero cuidada, encuentra en las paredes del Café Popul’art un contexto acogedor que subraya el carácter intimista de las diez fotografías en blanco y negro cuyos protagonistas son solo y únicamente las extremidades inferiores del cuerpo. Retratos sin rostro, las fotos nos hablan de elegancia y torpeza, de ligereza y pesadez y representan una exploración del cuerpo humano como vehículo de emociones. Nuria nos acerca al “todo” mediante el detalle y hace que el detalle se convierta en el protagonista absoluto de esta exposición.

Enseñar los pies, para ella, equivale a desinhibirse; descalzarse, gesto sencillo pero emblemático, significa perder las formas, abandonar la compostura, renunciar a aquellas protecciones sociales y culturales que nos ayudan a ocultar lo que no queremos enseñar.

Muy lejos de parecer fetichista, Nuria observa con desencanto e ilusión los pies de su vida: los de sus hijos, los de su novio y, como no, los suyos. A través de ellos nos invita a andar descalzos por la vida y a saborear, sin prisas, los momentos especiales.

Este carácter intimista, sin embargo, convive con una clara universalidad: los pies que vemos son de todos y de nadie, en el fondo son pies anónimos. Pies juguetones, pies confiados, pies relajados, pies caminando, pies... con personalidad. En ellos, y a través de sus acciones, se reflejan emociones y sentimientos conocidos y universales.

El contexto es el mismo en todas las fotos: una playa, caracterizada por los dos elementos fundamentales que la componen, agua y arena. Nuria nos desvela que se trata de un ciclo de fotografías realizado a lo largo de un solo día en la playa, lo que nos resulta más fascinante e intrigante todavía. Es como si el transcurrir del tiempo estuviera narrado y plasmado a través de los pies y de las acciones que estos protagonizan. El dinamismo dialoga con lo estático, el ruido convive con el silencio, y es justo en estas ambivalencias que enriquecen su trabajo, que Nuria nos da muestra de sensibilidad y vigor.

La playa se convierte, por lo tanto, en un medio natural y sin aparatos sociales, estando acorde con la idea de espontaneidad y desinhibición que es común a todas las fotografías expuestas; como si una especie de primitivismo, o, dicho de otro modo, un deseo de recuperar algo ancestral, perteneciente al pasado del hombre, aflorase de las imágenes. Estos pies desnudos, moviéndose sin complejos y temores, nos remiten al estado puro y desvinculado de las convenciones, expresando la idea de libertad, o quizás, apelando a aquella sensación de libertad que solo conocen unos pies en pleno contacto con la naturaleza.  

La exposición se colgará en Barcelona, del 8 al 30 de junio, en la galería Niu Espai Artistic Contemporani Barcelona y reunirá un total de treinta fotografías. Para entonces, Nuria quiere realizar una instalación audiovisual como complemento al trabajo fotográfico. Además, fiel a su idea, invitará a los visitantes de la exposición a que se fotografíen libremente sus pies con una Polaroid. Con esta especie de happening, Nuria Pozas pretenderá involucrar al público, subrayando el carácter universal de la exposición. Una invitación a perder el pudor de adulto para recuperar algo de la espontaneidad infantil.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia