AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Juan Carlos Gea

Paisajistas de una realidad elástica

0 comentarios

LABoral inaugura 'Datascape', su gran apuesta expositiva para este año, en la que revisa el género del paisaje en un mundo amplificado por las nuevas tecnologías y el flujo de los datos // La muestra, comisariada por Benjamin Weil, materializa la despedid

Piblicado en asturias24
Fotografía: Karin Sander. Código XML-SVG / Código fuente de la pared expositiva, LABoral, Gijón, España, 2014 / Fotografía: Marcos Morilla.


La esencia del paisaje es la representación mediante cualquier técnica artística de un determinado territorio natural o urbano. Pero esa definición, en principio simple, se amplía hasta extremos inéditos cuando aparecen nuevas técnicas de representación de la realidad y, sobre todo, cuando la realidad misma se transforma en algo muy distinto de lo que considerábamos hasta hace apenas nada como tal: una mezcla cada vez más indiscernible de lo que hasta ahora entendíamos como "real" y lo que hasta anora considerábamos como "virtual". De esa amplificación del campo del paisaje y en sus implicaciones, artísticas y mucho más allá del arte, parte Datascape, la primera gran cita -y previsiblemente, la más importante- de las programadas este año por LABoral.
La exposición, que permanecerá en Gijón hasta el 21 de septiembre, es una coproducción entre el Centro de Arte y Creación Industrial y Borusan Contemporary (Estambul) que reúne obras de Burak Arikan, Angela Bullock, Nerea Calvillo, David Claerbout, Harun Farocki, Joan Fontcuberta, Michael Najjar, Thomas Ruff, Enrique Radigales, Karin Sander, Charles Sandison y Pablo Valbuena, y que supone el mejor engarce simbólico entre la época que acaba de iniciar el centro bajo la dirección de Óscar Abril y la que se cierra con la marcha de Benjamin Weil. Porque es el especialista francés, recién incorporado al Centro Botín de Santander después de sus años en LABoral, quien ha comisariado una muestra que contiene muchas de las claves que han marcado su etapa como, por ejemplo, el interés por la "realidad elástica", una idea de realidad amplificada por los nuevos interfaces electrónicos y el mundo de datos y nuevas relaciones que han incorporado a nuestra percepción cotidiana de nuestro entorno y de nosotros mismos.
Subtitulada Nuevos paisajes en la era tecnológica, Datascape presenta un catálogo de distintas formas de entender el paisaje que suponen, según explica Weil, "una nueva forma de contemplar y representar el carácter mutante de la civilización y un entorno cada vez más complejo". Echando mano de las interfaces gráficas y de otras tecnologías de representación "los artistas han integrado las diversas fuentes susceptibles de constituir sistemas de representación de múltiples capas, desde lo más clásico a lo más tecnológico". Y, de paso, de examinar las fronteras cada vez más borrosas -cada vez menos existentes- entre lo que tenemos por real y lo que tenemos por construcción. Algo así como si, ante un viejo paisaje pintado, pudiésemos volver a dudar de su realidad o de la fiabilidad de nuestros sentidos. O como si, finalmente, hubiésemos conseguido crear paisajes en los que realmente estar del mismo modo que estamos la realidad misma.
Pero, sobre todo, Datascape es un muestrario de recursos para cartografiar y para hacernos ver realidades que ya forman parte de nuestra vida y que no siempre tenemos herramientas para concebir y percibir. Las siguientes líneas son un recorrido, pieza a pieza, por la exposición con los comentarios de su comisario salvo donde los que hablan son sus autores (se indica al principio entre paréntesis).

Pedro Valbuena. para-site [6 columnas], 2014.
(Pedro Valbuena): "Es una pieza específica concebida como una respuesta a su lugar. Trabajo con la luz de una manera muy efímera y trato de juntar en una misma capa de realidad la experiencia que tiene uno al afrontar un espacio junto a cuestiones más abstractas que tienen que ver con la representación del espacio. Es una pieza muy tranquila, que requiere tiempo".

Karin Sander. Código XML-SVG / Código fuente de la pared expositiva, LABoral, Gijón, España, 2014 / Fotografía: Marcos Morilla.
"Aquí tenemos una obra monumental. En esta serie de trabajos, Sander trabaja sobre la idea del código fuente, que conforma todo lo que vemos sobre nuestras pantallas y las interfaces básicas. En este caso tenemos aquí el código fuente de la misma pared sobre la que se ha trabajado. Si tomamos este código fuente y lo metemos en un ordenador, nos hará una réplica exacta de la pared. Se superpone una capa de virtualidad sobre un objeto real, y se toma la idea del fresco, una manera de decorar un espacio. El ser humano siempre ha estado interesado en aumentar la percepción del espacio arquitectónico decorándolo. El fresco también destaca la importancia de lo que estamos mirando. La pared está aquí siempre, pero no nos damos cuenta de que está. Ahora, con esta pintura, vemos reaparecer la presencia arquitectónica que había desaparecido".

Charles Sandison. Logos (Hagia Sophia), 2013.
"Esta obra fue comisionada por la Fundación Borusan Contemporary y es ahora parte de su colección permanente. Es una obra que se integra en el espacio donde está instalada, así que hemos tenido que reprogramarla de una cierta manera para que se reubique en este lugar. Está inspirada por Hagia Sofia, Santa Sofía, un edificio en Estambul que ha tenido muchas historias distintas: fue construido como iglesia, fue luego utlizado como mezquita y ahora está desacralizada y es un lugar de ocio y turismo. Me parece muy interesante reubicar esta pieza en un edificio como este, que también tiene su historia, hoy un centro de arte, pero que no fue construido para esto. La función del edificio ha cambiado, y con él su historia y la percepción que tenemos de él. En la obra aparecen y desaparecen detalles arquitectónicos que le interesaban al artista. Parece algo muy orgánico, casi como vida artificial, y también requiere contemplación, ralentizar, sentarse y observar, quizás aprender de nuevo a mirar".

David Claerbout. Oil workers (from the Shell company of Nigeria) returning home from work, caught in torrential rain, 2013
"Claerbout es un artista muy interesado en el encuentro entre lo que es real y lo que no lo es, si es que se puede seguir diciendo así. Lo que estamos viendo es un vídeo, pero hecho con ordenador, no con cámara. El punto de partida es una foto, que el artista ha encontrado en un periódico, de un grupo de obreros que vuelven desde su trabajo, se encuentran con una tormenta y buscan refugio debajo de un puente y están esperando. Lo que hace Claerbout es tomar esta imagen e introducir una tercera dimensión que el documento que había encontrado no tenía. Se construye algo que, si lo miramos así, podemos ver que es filmado, pero que no lo es. Solo hay una fotografía, y el resto está completamente construido. Esta dinámica entre realidad y virtualidad se manifiesta de manera muy clara. Aparece un agua en la que vamos entrando poco a poco y se transforma en algo abstracto".

Michael Najjar. High altitude, 2008-2010.
(Michael Najjar) "En mi trabajo me dedico siempre a comprobar cómo las nuevas tecnologías afectan nuestra percepción del mundo y en el modo en que cambian nuestras estructuras sociales, hoy en día y en el futuro. Un sector que ha cambiado bastante en los últimos años como consecuencia de las nuevas tecnologías han sido los mercados financieros. Hoy en día, el sector está totalmente controlado por computadores, software y algoritmos. Quería visualizar esta línea fina entre la realidad y la simulación que marca los mercados financieros. Para hacer esto he subido a una montaña bastante alta, el Aconcagua, en Argentina, que tiene 7.000 metros, y lo que he hecho durante la subida hasta la cumbre, que no ha sido nada fácil, ha sido tomar varias fotos que luego he transformado de manera en que la línea de las montañas coincide exactamente con los gráficos de las bolsas más importantes del mundo. Parece un paisaje, pero al final es una visualización de datos en un plazo de veinte treinta años, hasta julio de 2009: la bolsa de Nasdaq, desde los ochenta hasta la burbuja de las puntocom; el mercado japonés; el mercado chino..."

Enrique Radigales. Primer diagnóstico taxonómico, 2014. / Fotografía: S. Redruello.
"El proyecto se ha desarrollado consiste básicamente en digitalizar un paisaje en la comarca de la Litera en Huesca. Es un paisaje de dos hectáreas de secano, dedicado al cereal en un 70 por ciento, y el resto rústico. Durante un año he ido registrando una serie de datos, primero fotográficamente, y luego he medido en píxeles todo el terreno y hecho una conversión de metros a píxeles. Posteriormente hicimos la representación de una gráfica de datos. Con la ayuda de un biólogo, hicimos una taxonomía vegetal catalogando las 155 especies que existen en ese terreno y localizándolas durante los 12 meses de año en sus estadios de vigor, en los que fructifican o florecen. La gráfica muestra esos estadios en forma de columnas de barro, un material tosco y muy elemental, con bloques que ha hecho a mano un alfarero. Los paños inferiores funcionan como un plinto. Representan las cuatro estaciones con un registro de color que corresponde a cada estación. Partí de un registro de color tomado a lo largo del año y lo traduje a la tabla de colores hexadecimales que se utiliza en los códigos CSS en internet. Es interesante la idea de equilibrio. Las columnas, tal como están puestas, parece que se vayan a desmoronar; me gustaba la idea de cómo lo digital, representado por los códigos hexadecimales, puede llegar a equilibrar lo manual, lo tosco de los píxeles digitales a través de unas cuñas intercaladas en los píxeles y que se han arrancado directamente de los paños, del plinto.
Hay además una parte digital. En esa taxonomía que hicimos localizamos quince tipos de plantas ruderales, las llamadas malas hierbas, las que primero colonizan los campos en barbecho. Lo que hemos hecho ha sido colonizar la web de LABoral con esas plantas, las que se encuentren en vigor en ese mes aparecerán en la web hasta que acabe la exposición".

Angela Bulloch. Antimatter3 in the Negative Zone, 2003. / Angela Bulloch-Galería Eva Presenhuber, Zürich.
"Bulloch viene desarrollando desde hace unos años lo que se puede considerar como pinturas de píxeles. Vemos una pantalla de tamaño cinematográfica con la versión pixelada de una película de Ang Lee, que se ha ido trabajando hasta encontrar los colores dominantes. Para Angela es muy importante materializar lo desmaterializado. No solamente es una fachada, es una estructura, un cuerpo hecho de madera con electrónica en su interior. Dentro de cada panel hay tres tubos de color que permiten reproducir el color dominante del píxel que representa cada zona de la película. Además se habló con un músico que hizo una nueva banda sonora para la misma película. La película está escondida, es el código fuente de esta visualización".
Harun Farocki. Parallel, 2012.
"Farocki ha investigado aquí de forma casi científica o académica cómo se desarrolla el tema del paisaje dentro del ámbito del videojuego, desde el inicio, cuando había muy pocos recursos tecnológicos para visualizar algo, hasta hoy, que tenemos una representación casi fiel de una realidad, que es totalmente inventada, que es virtualidad. Cuenta cómo ha cambiado este ámbito con la evolución de la tecnología, pero también con la manera de jugar".
 
Thomas Ruff, JPEG NY, 2007.
"Llamamos a esto fotografía pero no es fotografía. Es interesante este momento en el que no tenemos una palabra para describir lo que estamos viendo. El origen sí es una fotografía, pero lo que hay aquí, como en la pieza de Fontcuberta, son los resultados de una manipulación informática de una imagen. En este caso, del ataque al World Trade Center; Ruff ha entrado dentro y la ha pixelizado hasta que, si nos acercamos, vemos algo completamene abstracto. La superficie es el resultado de este juego con los píxeles. Algunas partes son más abstractas y otras menos. Lo interesante es que al acercarnos no vemos la imagen, y al alejarnos vemos claramente una imagen muy fuerte. Todo esto habla de la manera que tenemos de juntar imagen para crear significado. La imagen ha sido distorsionada, pero entendemos perfectamente lo que es".

Joan Fontcuberta. Googlegrama: Guantánamo, 2006.
"Si la vemos desde fuera reconocemos esta imagen, una imagen de la cárcel de Guantánamo, aunque es posible que nos cueste algo más que la de Ruff porque tenemos un flujo de imágenes tan fuerte que se ha integrado en nuestra memoria. Esta imagen está compuesta de píxeles que en realidad representan páginas web buscadas con con palabras clave que se relacionan en opinión de Fontcuberta con esta fotografía. Usando un programa informático, estas páginas web se han organizado en este paisaje para reproducir los tonos de colores y formas de los objetos de la fotografía. Si nos acercamos, cada una es una página web que funciona como un píxel. Las palabras de la búsqueda son elocuencia, oratoria, entrevista, estudio, investigación, filosofía, sabiduría, conocimiento y curiosidad".

Nerea Calvillo. Polen in the Air, 2014.
(Nerea Calvillo): "Igual que hay en la exposición proyectos que intentan digitalizar paisajes, este intenta hacer todo lo contrario, intenta 'paisajizar' un dato, y perdón por el palabro. El objetivo era hacer visible un paisaje que está sobrevolando nuestras ciudades: las partículas de polen. En Gijón hay un dato semanal sobre cada uno de los géneros de polen. Los relacionamos con sus emisores, las distintas especies vegetales, e hicimos que en el momento en el que florecen aparezcan cada uno de los árboles emitiendo la cantidad de polen en proporción al resto de las especies. Podemos ver los árboles y también el grano de polen de cada especie. Tenemos una simultaneidad de escalas que nos permite hacer distintas composiciones de este paisaje en nuestra cabeza. Se puede navegar, podemos ir adónde queramos. Una parte importante es verlo en el tiempo; cómo va cambiando a lo largo de las estaciones e incluso de las semanas. El objeto es entrar en estos paisajes de polen, sumergirnos en ellos".

Burak Arikan. Monovacation, 2014.
"Estas imágenes son clips turísticos de distintos países que compiten entre ellos. Se partió desde Turquía para comparar con Egipto, China, España, Italia, Portugal... Hay elementos comunes a clips de distintos países. He estudiado este tipo de patrones y el modo en que lo usa cada país. Busqué esos patrones, los clasifiqué y los seccioné en secuencias de dos segundos. Etiqueté estos cortes (caballos, columnas, playas, chill-out) y en un proceso que duré varios meses creé mediante un programa informático conexiones entre las etiquetas y los países, o entre las etiquetas y otros elementos... Se creó una red de conceptos en la que podemos tocar para comprobar cómo se relacionan unos conceptos con otros y ver qué información está asociada a cada uno.  Cada vez que se ejecuta el software va cambiando, de manera que los conceptos no ocupan la misma posición en la pantalla. Identifiqué los conceptos más frecuentes y recorrí un itinerario en esta red, y a partir de ahí lo trasladé como secuencia a un clip de seis que combina las imágenes según ese mismo itinerario, con cortes muy breves cuya conexión o hilo narrativo son conceptos, no imágenes, que pasan de un país a otro que no tienen por qué estar próximos entre ellos. Así que lo que vemos una monovacación compuesta por los fragmentos de todas las vacaciones posibles que nos propone la publicidad turística".

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia