AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

Daniel Acevedo. “hungry and angry”

0 comentarios


Daniel Acevedo
Hungry and Ungry
Crocante. Cimadevilla. Gijón

La temática gastronómica forma parte de la más profunda tradición pictórica que, sobre todo en el Barroco llega a independizarse como género propio y ha ido evolucionando paralelamente ha como lo ha hecho la misma historia del arte.

Probablemente la adaptación específica de una temática a una localización concreta es más reciente, aunque también lleva un largo recorrido, incluyendo el artista el tema como parte consustancial de la obra. Esto es lo que ocurre en las piezas que Daniel Acevedo presenta en “Crocante” un restaurante de reciente apertura.

Cercano a las artes culinarias, y fiel a unos modos de hacer próximos al diseño y la gráfica, no en vano su formación académica sale a relucir, pero también en inquietudes más autónomas como el street art, (el título de la serie, “hungry and angry” deja claro un trasfondo de descontento que en el marco actual de circunstancias no es de extrañar).

Las imágenes conforman una vuelta de tuerca a la “naturaleza muerta”, también un guiño a cierta poesía visual de tono surreal, construyendo escenas llenas de ensoñación, demostrando que los temas, en ocasiones, son simples argumentos de base desde los que construir un universo propio.

Naufragios a manos de monstruos marinos acaecidos en un plato de sopa, vasos de vino que han soltado alguna lágrima sobre el mantel, listas de ingredientes de uno mismo, declaraciones políticas en boca de un bugre, crustáceos crudos y cocidos, depende el día, comida basura amenazadora y asesina, son algunos de los relatos cocinados a fuego lento, con condimentos marca de la casa, resultado de un recetario de técnica refinada, en lo que viene llamándose una relectura de la cocina tradicional llevada a nuevas tendencias culinarias.

Un festín para paladares exquisitos y refinados, también plato de gusto para amantes de la buena mesa y los sabores de siempre, lo mismo que podemos encontrar en los fogones que los acogen, una invitación al disfrute de los sentidos.

Buen provecho!!!


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia