AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Atrapados en el temor

0 comentarios

Publicado en La Nueva España


Marcos Arroyo
La agonía del destierro
Del 10 al 31 de Enero
Casa Municipal de Cultura de Avilés

El proyecto fotográfico y videográfico «La agonía del destierro», premio «Astragal» 2011 de la convocatoria incluida en el programa Culturaquí del Instituto Asturiano de la Juventud, reflexiona sobre el miedo, un sentimiento que compartimos con los animales como mecanismo de defensa ante las agresiones exteriores, si bien, en el caso de los humanos, el miedo ha pasado a formar parte de nuestra realidad y ha perdido su capacidad de alerta, reduciéndonos a unos seres atrapados en el temor. Vivimos instalados en el miedo que el poder fomenta, consiguiendo una paralización del individuo y el bloqueo de cualquier reacción crítica. El miedo a perder el empleo, a la pobreza, a la crisis, al fracaso, al derrumbe de nuestra vida social y afectiva, a no conseguir adaptarnos; miedos y pánicos que como señala Paul Virilio «son los grandes argumentos de la política contemporánea».
Pero en las fotografías de Marcos Arroyo (Gijón, 1989), técnico de imagen titulado por el Centro Integrado para la Formación Profesional de Comunicación, Imagen y Sonido de Langreo, los personajes se encuentran atrapados en espacios claustrofóbicos, con el rostro deformado en su intento por escapar del encierro, viviendo «con el temor -como señala Semíramis González en el catálogo de la muestra- de aquel que debe exiliarse para encontrase a sí mismo». Pero otras lecturas también son posibles. Sobre este paisaje del miedo se ha erigido una parte del pensamiento del siglo pasado, pero especialmente Michel Foucault ha reflexionado sobre las multiplicidades del miedo: a las exigencias de las relaciones, a las afecciones de los cuerpos, a las sombras y la locura, al castigo y el desorden, a la enfermedad y la amenaza, al temor a la represión, a los miedos históricos y ancestrales. Y muchos de estos conceptos se encuentran presentes en los rostros de estas fotografías recubiertas de cintas de embalar que acrecientan la sensación de captura, de ese vivir atrapados sin posibilidad de escapar.
Este joven artista que ha expuesto en la sala Lai de Gijón (2009), La Casa Encendida de Madrid (2011) y Ecoart - La Vetrina Sostenible (Altamura, Italia; 2011-2012), dentro del Festival Audiovisual Óptica; en la muestra colectiva «Arte con fecha de caducidad» (Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, Gijón, 2010) y en Valey Centro Cultural de Castrillón (2011 y 201) ha realizado una inmersión en los miedos del individuo y de la sociedad actual, porque en un momento en que el terror se apodera de todos nosotros estas imágenes nos ayudan a entenderlo, primer y necesario paso para poder combatirlo.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia