AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

“Algo se cuece”. Alejandro Mazuelas

0 comentarios


Alejandro Mazuelas Kamiruaga
“Algo se cuece (en)”
La Habitación Blanca.
C/ El Sol nº4. Avilés
Hasta el 20 de Febrero

La cerámica ha estado siempre bajo  una consideración de arte menor, aplicada y por tanto con unas connotaciones que le hace difícil su encaje en una mala entendida alta cultura, como si eso existiese realmente. No obstante hay casos en los que se ha sabido dotar a esta disciplina, ninguna tiene un valor por sí misma, la pintura tampoco, de un discurso y una narrativa que le ha convertido en obras absolutamente sólidas.
Las seriaciones cromáticas y repetitivas de Mac Collum, los guiños absolutamente kitsch de Jeff Koons o las tautologías de carácter orgánico de Javier Pérez son sólo algunos ejemplos que demuestran que el trasfondo cimenta la reflexión, independientemente del medio usado, casi es absurdo tener que estar aún hablando de estas cosas.
Alejandro Mazuelas presenta estos días “algo se cuece” muestra que comprende perfectamente esta necesidad discursiva desde la que generar unos anclajes lejanos al simple ejercicio manual y artesano para otorgar un valor más allá de la artesanía como tal.
A modo de reflexión sobre las consecuencias que una actividad industrial tiene en el territorio, marcando su perfil y su carácter, su paisaje y su modo de vida, la ordenación urbanística, en definitiva mirando cómo absolutamente todo se pliega a la actividad económica como herramienta vertebradora, geográfica y humana, algo que no resulta difícil de entender en localizaciones como esta.
Por otra parte homenaje a la zona inglesa comúnmente conocida como “La Cerámica”, con Stoke-on-Trent como centro de la misma, lugar de establecimiento de las principales fábricas alfareras en términos industriales, y en referencia a Willians Morris y el movimiento Arts and Crafts, impulsor de un nuevo orden artístico en el que se reivindica la creatividad y el oficio frente a una industrialización deshumanizada y la producción en serie, Alejandro Mazuelas  combina las piezas cerámicas con impresiones digitales que recrean las chimeneas como elementos más característicos y significados de este tipo de industria, restos arquitectónicos que han ido siendo conservados como conformadores de los perfiles urbanos y memoria de una actividad pasada que, de una u otra forma, gestaron un modo de vida y una sociedad concreta.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia