AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

Resumen 2012

0 comentarios




Ciertamente es un ejercicio inútil, pero al final uno cae en tentaciones, gente de poca voluntad.

La temporada que se cierra con el año pues ha sido rara, como rara es la situación en la que nos encontramos, por mucho que las clases políticas intenten hacernos ver lo manirrotos que hemos sido, pero tampoco nos cabreemos antes de empezar.

Lo peor sin duda la actitud de determinados dirigentes culturales, algunos de ellos afortunadamente desaparecidos en combate (no os preocupéis que tarde o temprano volverán) y algunas exposiciones y decisiones delirantes. En cabeza del pelotón, ante el silencio general, el cese la actividad de la Obra Cultural de Cajastur, lo cual hace casi buena la horrenda gestión de su último director felizmente jubilado, para continuar con la situación en la que sigue manteniéndose al Museo Barjola, sin partida de gastos asignada un año más al capítulo expositivo, así como la feliz decisión en los pocos meses que estuvieron gobernando los responsables de FORO (madremíadelamorhermoso) de pasar el Instituto de la Juventud a Asuntos Sociales, mucho mejor que a la Consejería de Cultura de la que ha dependido hasta ahora, que casi acaba con el programa Culturaquí, salvado en el último momento y en condiciones y plazos paupérrimos. Podríamos seguir pero bueno, tampoco se trata de alargar esto más de la cuenta.

Frente a esto lo mejor sin duda la actitud de los creadores y agentes que han decidido pasar de toda esta banda y montárselo por su cuenta, resurgiendo un panorama independiente lleno de energía, caso de la Madreña (hasta Oviedo ha recuperado la escena underground, una vez nombrado Gabino de Lorenzo Delegado del Gobierno, casualidad) SOS Cultura que con su presión ha conseguido la puesta en marcha de nuevo de la Fundación de Cultura de la capital, eliminada por el anterior gobierno de las farolas alfonsinas, la irrupción de la Fundición Príncipe de Astucias, la virtual Galería Gloria Heldmound y programas independientes como Trendelenburg y Fantasmagoria, también unidos en un nombre impronunciable. Fantasmalenburg o algo así, o el “Andar por casa” en Oviedo y Avilés.

Pero sobre todo, para mí una de las propuestas más frescas y divertidas la ha protagonizado la actividad de Tuyu Corp, de las que me declaro ferviente fan, que nos han hecho el año mucho más alegre y llevadero. Las propongo para el próximo Monumento Conmemorativo que decida erigir el gobierno municipal, tan proclive a estos gestos, aunque no sean de mucha danza prima.

En cuanto a las Exposiciones, pues de todo claro. Magnífica la presentación de Herminio en el Centro Niemeyer (creo que ahora se puede volver a nombrar así) y desastrosas en el mismo espacio las de Hugo Fontela, bochornosa es poco (ahora dudo si ha sido este año, pero sinceramente me da pereza ponerme a comprobarlo y dedicarle más tiempo a este invento pictórico) y aburrida la de Soledad Córdoba, que los chistes eternamente repetidos dejan de hacer gracia. Rotunda la de Jesús Portal en Lola Orato, aunque haya pasado desapercibida, guerrilleras y acertadas las piezas de Natalia Pastor en Texu y mayúscula la dedicada a la video creación en Banco Herrero. Fracasada la celebración del 50 Aniversario del Festival de Cine de Gijón, sorprendente la de García Alix (sobre todo siendo programada por los mismos que se inventaron eso del Festival Atlántico, tranquilos que este año repite). Desolador el último Salón de la Fotografía en el Revillagigedo, las imágenes de la Naturaleza no tenían por dónde cogerlas, insulsa como su propio autor la de Rafael Moneo. Impecable la pieza de María Castellanos y Alberto Valverde “Biblioteca de Babel” en Espacio Líquido, dentro de Al Norte.

En cabeza del Top-ten la instalación de Ryoji Ikeda “Datamatics” en Laboral Centro de Arte, sobresaliente Estación Experimental, decepcionante la actual “Presencia activa” dedicada a la performance, penosa “eCLIPSe” dedicada al repaso de este formato. Acertadas tanto la instalación “Hitos. Ya nadie muere en casa” de Eduardo Guerra como las series de Noé Baranda y Juan José Pulgar “usos y formas” investigando en el pasado del propio edificio de la Universidad Laboral y en esa joya lamentablemente abandonada a su suerte que es Perlora. Magnífico el “Generador de sombras” de Cristina Busto, sobre todo en su presentación en directo. Más que correcta “visualizar el sonido” comisariazda por Fiumfoto.

Por último una mención muy especial a Fernando Gutiérrez y .tape. ganadores del Premio ABC y cuya pieza hipnótica realmente fue excelente, así como al discurso potente, con una presencia más que justificada este año, de David Martínez Suárez quien nos mostró una excelente historia en el Valey Centro Cultural de Castrillón, participó como único artista inédito en Arenas Movedizas y culmina el año alzándose con el premio Lab Joven Experimenta, desde luego ha sido su año merecidamente.

El año que viene pues veremos, ya ha advertido nuestro inefable Presidente del Gobierno seguirá siendo duro, así que nos mantendremos en las trincheras, no nos queda otra.


Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia