AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Tiempos de vídeo

0 comentarios


Publicado en La Nueva España
Video Selecta. 11 obras de videoarte de colección
Hasta el 6 de Enero de 2013
Sala de Exposiciones Banco Herrero de Oviedo

En los años sesenta, cuando todavía era posible soñar con el futuro, Kaprow aseguraba que la retransmisión del intercambio verbal entre la tripulación de Centro Estatal de Houston y los astronautas del «Apolo XI» superó en calidad a la poesía contemporánea. Los tiempos estaban cambiando muy deprisa. Y a principios de esa década, en 1963, año clave en la historia del vídeo, Vostell realizó la primera instalación con monitores de televisión en Nueva York. «6 TV De-collage» era una suerte de manifiesto con textos y otra información manipulada que presentaba diferentes opciones gráficas. Y, ese mismo año, en Alemania, Nam June Paik vinculado al movimiento Fluxus y uno de los artistas que con más constancia ha fetichizado y ultrajado el monitor, presentaba la instalación «Music Electronic Television», que mostraba diversas imágenes alteradas. En 1967 Sony fue la primera empresa en producir una grabadora de vídeo analógico, que constaba de cámara y de una unidad portátil de grabación, y en 1983 comenzó la distribución de una cámara como un único objeto portátil. Del «Homo sapiens», producto de la cultura escrita, se estaba pasando al «Homo videns», producto de la imagen, según la visión crítica de Giovanni Sartori. Desde entonces estas practicas no han dejado de diseminarse incorporándose al debate artístico.


«Selecta» se plantea -señala en el catálogo Conrado Uribe- como una exposición que muestra diferentes caminos por los que transita actualmente la video creación. Para ello Carlos Durán, comisario de la exposición y director de Screen From Barcelona, ha seleccionado a diez artistas representativos de la escena del videoarte actual, presentes en diferentes colecciones, con obras producidas en la última década. La pieza «Return» (2003-2004) de Miguel Ángel Ríos sumerge al espectador en la actividad frenética y el sonido de los giros de diferentes peonzas que impactan entre ellas o se agotan cuando la fuerza giratoria se va extinguiendo. Una coreografía que se convierte en metáfora de la lucha por el poder en las sociedad. De Chen Chien-Jen se exhibe la película «The route» (2006) inspirada en la huelga de obreros del puerto de Liverpool en 1995, cuando el gobierno Margaret Thatcher impulsó la privatización de los puertos del Reino Unido. El vídeo revuelve en las dimensiones políticas e históricas de la imagen y los efectos devastadores del proceso de globalización.
Entre el arte y la ciencia se mueve Michael J. Grey cuya pieza «Recapitulate: Retrace, Erase, Repeat» (2007) muestra, en tres pantallas, el conjunto de grabados de Goya «Los desastres de la guerra», que mediante un software especifico se dibujan, se borran y vuelven, de nuevo, a trazarse en el monitor. De Bill Viola, uno de los nombre fundamentales del videoarte, se presenta el trabajo «The Inocents» (2007) un díptico en video de alta definición en el que un hombre y una mujer avanzan hacia una cortina de agua y en el momento en que la atraviesan pasan de una imagen borrosa a otra enfocada. Múltiples lecturas son posibles: desde el recuerdo de Adán y Eva, hasta el agua como símbolo de renacimiento y depuración, en la línea de Viola, con una obra tan próxima a la emoción y la espiritualidad. El artista multimedia Marco Brambilla ha realizado el «Civiliztion» (2008), «Evolutión 3D» (2010) y «Creation 3D» (2012), una trilogía de la que se exhiben los dos primeras partes. Se trata, en ambos, de collages de vídeo, apropiaciones de cientos de secuencias que provienen del cine, que en el primer caso describe un viaje del infierno al cielo denotando la influencia de El Bosco, y en el segundo ilustra la historia de la humanidad desde la prehistoria hasta el futuro, satirizando la visión de Hollywood.
En «Scanner» (2008), Daniel Canogar proyecta diferentes imágenes sobre un nudo de cables, produciendo chispas de luz, dando la impresión que recobran la función, al tiempo que se establece una relación con los flujos de información de las redes informáticas. En «La Liberté Raisonnée» (2009), Cristina Lucas se apropia de la imagen pictórica del cuadro «La Libertad guiando al pueblo», de Eugène Delacroix, para crear una secuencia de vídeo donde los personajes toman vida. La artista cuestiona la visión sexista del papel histórico de las mujeres en la esfera pública. La película «Whiteonwhite: algorithmicnoir» (2009-2011) de Eve Sussman es una pieza multimedia basada en más de 30 horas de material filmados en Kazajstán, Rusia y Dubai, con una duración indeterminada, generada algorítmicamente en tiempo real mediante un programa informático denominado «Máquina Serendipity».
La obra «Better Life» (2010) de Isaac Julien reflexiona en torno a la muerte en la cultura china sirviéndose de historias de fantasmas, que permiten al artista trazar una mirada al pasado y el presente Shangai. El cortometraje «Sea of Tranquillity» (2010) de Hans Op de Beeck combina grabaciones de actores e imágenes generadas digitalmente en tres dimensiones para introducirnos en una nocturna travesía por un inquietante crucero denominado «El mar de la tranquilidad», inspirado en transatlántico «Queen Mary II», realizado en los astilleros de Saint-Nazaire, que le sirve al artista para reflexionar sobre el ocio y el lujo .
Esta muestra con diversas y variadas piezas, de un innegable interés, resultado de la relación de los últimos diez años entre la Fundación Banco Sabadell y la Feria de Videoarte LOOP, permite establecer un dialogo fructífero entre la sociedad y las últimas propuestas de videoarte.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia