AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

Delicado Tadanori

0 comentarios




Tadanori Yamaguchi
Galería Cornión
Hasta el 30 de Junio

Vicente Díaz Faixat menciona en el texto que acompaña a la obra que Tadanori Yamaguchi presenta en la Galería Cornión, las distancias y diferencias de miradas, incluso en opciones tan objetivas como pueda parecer el ámbito puramente científico, entre oriente y occidente, y la articulación de ambas miradas en referencia al escultor y su modo de solucionar el discurso, no deja de tener razón desde luego.

Las piezas de Tadanori siempre saben hacer converger en ellas el meditado proceso de apropiación del espacio, marcando con su presencia unos límites y unas estancias conceptuales, con un modo de tratamiento delicado y cargado de belleza, en su aspecto visual y táctil, elemento este último muy presente en su producción.

Incluso en piezas de origen germinal, biológico, su traslación al mármol como materia noble, donde se muestra una destreza de acabados simplemente deliciosos, convierte esa suerte de células embrionarias en volúmenes confortables, nada invasores, organizaciones celulares que conviven perfectamente con nosotros, a las que uno gusta acercarse y, disimuladamente, rozar para disfrutar de su superficie.

En las piezas de pared, los volúmenes ejercen un doble juego de eclosión desde el interior así como de incrustación hacia el interior del mismo, pero de una u otra forma, tienen esa misma capacidad de redefinir el espacio por completo, de convertirse en centro desde el que vertebrar el espacio que las acoge.

Las impresiones digitales que acompañan en esta ocasión a sus esculturas, repiten el proceso en tanto en cuanto saben dotar las generaciones digitales de elementos relacionados entre sí desde una unidad de origen de todos los demás, de una cierta extrañeza compositiva, que sin embargo vuelven a conquistar el carácter acogedor de algo que se nos muestra vivo en su propia génesis.

Incluso las piezas de hierro, mucho más geométricas en sus desarrollos reticulares, pierden su vertiente visual más agresiva, tornando en estructuras que abrazan y rodean de manera cálida.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia