AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

“BIOlógica”. Cristina Ferrández

0 comentarios


Cristina Ferrández. “BIO logical degrowth”
Galería Lola Orato.Oviedo.
Hasta el 16 de Mayo.

En un texto reciente acerca de Cristina Fernández, hacía una aproximación a los artistas que han dedicado sus prácticas artísticas al paisaje, en referencia al Land Art europeo y su versión americana del Earth Works, haciendo un acercamiento a ambos sopesando que, a pesar de las diferencias formales entre los artistas de un lado y otro del Atlántico, existe un punto de encuentro común: “La Trascendencia Mágica de aquello a lo que se enfrentan”, en palabras de Rafael Argullol. Hay una rendición previa, un respeto absoluto hacia unas fuerzas imposibles de doblegar, un sentirse conocedores de lo cuidadosos que sus rastros están obligados a resultar, definitivamente no son heridas, son aproximaciones reverentes e íntimas.

Ese respeto y conciencia hacia la naturaleza es en mi opinión el hilo argumental que hilvana el trabajo en las sucesivas series de Cristina Fernández, el absoluto convencimiento de que la agresión que la acción del hombre genera en su entorno precisa una respuesta necesaria, en su caso desde su lenguaje plástico, una necesidad de reflexión y denuncia de esta situación, a sabiendas de que las fuerzas de la propia naturaleza siempre salen vencedoras del envite.

El proyecto “BIO logical degrowth” que presenta en la Galería Lola Orato, siendo una de las artistas por las que la galerista ha apostado desde sus comienzos, incide de nuevo en estas premisas, presentando una serie de imágenes en las que las impresiones digitales conviven con la acción de líquenes, metáfora de la invasión invisible pero inexorable del paso del tiempo y de la acción natural en todo aquello que intenta invadir sus dominios, que intenta ejercer un control sobre algo imposible de doblegar pero que deja restos de la batalla y heridas a veces difíciles de cicatrizar.

La puesta en escena multidisciplinar, algo también habitual en sus exposiciones, componen un conjunto homogéneo donde proyecciones, imágenes impresas e intervenciones directas sobre los propios muros de la galería, demuestran al importancia en la elección de los soportes para afianzar el propio discurso, sin significar ello la necesidad de ceñirse a un modo de hacer u otro.

La cita “todo arte que no adquiere un compromiso no es arte sino decoración” es desde luego una afirmación con la que se puede estar de acuerdo o no, depende del papel que se quiera adjudicar al mismo, también de la lectura que del devenir artístico se haga, pero no cabe la menor duda que en el caso de Cristina Fernández es absolutamente acertado.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia