AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

David G. Torres

La experiencia Ikeda

0 comentarios

Publicado en El Mundo
Ryoji Ikeda. Datamatics
LABoral. Los Prados, 121. Gijón. Hasta el 21 de enero de 2013


Una de las palabras que más marcó el devenir del siglo XX en cultura fue producción. Desde las teorías marxistas hasta la Postproducción de Nicolas Bourriaud, pasando por las negativas a producir de dadaístas o situacionistas. En contraste, habría que empezar a pensar que la palabra que ha marcado el primer decenio del siglo XXI en cultura ha sido distribución. Las nuevas formas de distribución del conocimiento y la información, legales o ilegales, descargadas o a la carta, que permiten la elección del consumo cultural al usuario han afectado o por lo menos provocado un replanteamiento de diversas industrias culturales.

Así, en música, por ejemplo, más allá de la venta de cds o archivos ha provocado la revitalización del concierto. En efecto, el concierto ofrece un tipo de experiencia que no ofrece el consumo doméstico de música y que es estríctamente musical. Si las nuevas formas de distribución del conocimiento han afectado a industrias como la musical, el cine o la editorial aún no parece haberlo hecho al panorama artístico. Sin embargo, no estaría de más empezar a pensar que tipo de experiencia artística puede ofrecer la visita al museo más allá del consumo privado de obras de artistas a través de vídeos, fotografías, textos o catálogos. La nueva producción que Ryoji Ikeda presenta en la Laboral de Gijón trabaja en este sentido.

datamatics. data.tecture [5 SXGA+ version] es un proyecto específico del artista japonés para la Sala de Proyectos que permanecerá casi un año en el centro. La pieza la forman cinco grandes proyecciones sobre el suelo que construyen un único friso en movimiento. Se trata de datos de ordenador de diferente procedencia: desde datos científicos, como el ADN del genoma humano, estructuras moleculares o coordenadas astronómicas, hasta residuos informáticos.Con ellos Ryoji Ikeda propone una composición en la que imagen, sonido y movimiento se solapan. Todo ello para provocar una sensación espacial y física en el espectador que inmerso dentro de la proyección forma parte de la composición, la experimenta.

Ryoji Ikeda habla siempre que sus fuentes son más científicas y matemáticas que artísticas. De todas formas, es inevitable pensar en las referencias al minimalismo, tanto artístico como musical. Porque finalmente esas referencias científicas quedan reducidas a la experiencia del espectador navegando sobre una nube de datos, como inserto en una composición realizada por ordenador. Esa condición sensorial está basada en la magnitud de la propuesta que que funciona como una especie de enorme iPad en el que, sin embargo, la interactividad queda reducida al paseo o, mejor, a la experiencia musical. Ryoji Ikeda proviene de la producción musical y, en este sentido, ha sido un asiduo del festival Sonar en Barcelona. De hecho, datamatics. data.tecture [5 SXGA+ version] es una versión en forma de instalación de su concierto audiovisual datamatics [ver. 2.0]. Probablemente sea por ese origen en la música y la performance que finalmente la propuesta de Ryoji Ikeda ofrece una experiencia específica en un entorno artístico. Un tipo de experiencia que desde los pintores más expresivos con la materia hasta el minimalismo han buscado.



Ryoji Ikeda (Gifu, Japón, 1996) es compositor y artista. Actualmente reside en París. Con el sonido, los datos y la luz como principales materiales ha realizado performances, conciertos e instalaciones en centros de arte como el Centre Pompidou de Paris o festivales como Sonar en Barcelona.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia