AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Un modelo discutible

0 comentarios

Publicado en La Nueva España

El pasado domingo se clausuró la primera Feria de Arte Contemporáneo en Oviedo, resultado de un modelo discutible, apegado a lo local en tiempos de globalización. Ciertamente apostar por un ámbito tan reducido deja cualquier proyecto abocado al fracaso porque para este «andar por casa» no hacen falta ferias, a no ser que se entiendan como mercadillos, una indigesta populista, durante cuatro días, de obras y artistas que habitualmente vemos en las respectivas galerías que participan. Las ferias de arte nacieron como una alternativa a las bienales, lugares de intercambio y de encuentro entre marchantes, galeristas y público, celebrándose la primera en Colonia en 1967, a la que seguiría Basilea en 1970 y la Fiac en 1974. Poco que ver, claro, con la humildad de esta propuesta de la que cabe destacar el logro de haber conseguido que el Ayuntamiento de Oviedo vuelva a engancharse a proyectos de arte contemporáneo de los que, en la última década y a pesar de presentarse como candidata a la capital cultural europea, se había alejado. Pero cuando Arco se tambalea, Just Madrid se especializa en los artistas emergentes y Artsantander, más próxima a nuestro entorno, busca nuevas fórmulas apostando en su última edición por convertirse en un «Festival de Projects» para remediar la agonía de los últimos años, resulta extemporáneo que en Asturias pongamos en marcha una feria con un formato caducado. Reconociendo el esfuerzo de la organización, la dignidad -aunque de dimensiones reducidas- del espacio y la valentía para llevar a cabo una iniciativa de este tipo en una época de crisis como la actual. Pero tal como estuvo diseñada, carente de un relato propio, puede considerarse una anécdota en el panorama ferial.

Por otra parte, el mercado asturiano es muy exiguo para algo más de una veintena de galerías que tratan de repartirse el pastel, si bien pocas intentan hacerse un hueco en el mercado nacional o lo han hecho de forma esporádica e intermitente. Sin embargo, la promoción del arte asturiano, con artistas que pueden equipararse al del resto de las comunidades, repercute en la proyección de Asturias, haciéndola más visible e incorporándola al entorno cultural español.

Aunque, en demasiadas ocasiones, resulta difícil hacérselo comprender a las administraciones que siguen empeñadas en políticas miopes, buscando el rendimiento cultural a corto plazo. 

El estudio «El sector de las galerías de arte en España», realizado por la Unión de Asociaciones de Galerías de Arte de España (Uagae) en colaboración con el Ministerio de Cultura y el ICEX, recomienda una serie de medidas que, también, reivindican los galeristas asturianos. Mejoras fiscales y legislativas, mayor apoyo financiero, incentivar la salida a nuevos mercados, formación de profesionales y la creación de un sistema de información sectorial. Además resulta indispensable favorecer los incentivos a las operaciones de mecenazgo y esponsorización, para animar la inversión en arte contemporáneo que facilite la creación y mantenimiento de colecciones. Y aparcar la economía especulativa para invertir en prácticas culturales innovadoras y políticas dialogadas que supongan un trampolín para el arte asturiano.

Pero el panorama es muy poco halagüeño. A la hondura de la crisis económica se unen unos hábitos culturales realmente preocupantes. La «Encuesta de hábitos y prácticas culturales en España 2010-2011» del Ministerio de Cultura afirma que únicamente el 25,7% de la población investigada ha visitado una exposición en el último año y los niveles de asistencia a galerías de arte son todavía inferiores, sólo un 13,6% ha entrado en una galería. Con estos datos desoladores y cuando los presupuestos destinados a cultura merman hasta hacerse invisibles, resulta difícil vislumbrar un futuro; pero no hay que olvidar que las épocas de crisis son, también, períodos de transformación que debemos aprovechar para encontrar nuestro sitio en un mudo en continuo cambio.
 

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia