AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Javier Ávila

10 años salvando el cuello

0 comentarios


Arenas Movedizas 2011
Del 5 de Septiembre al 16 de Octubre
Antigua Cocina de la Universidad Laboral

Una bolsa, dentro de una bolsa, dentro de una bolsa… así sucesivamente, todo ello flotando sobre nuestras cabezas, bajo el techo de las antiguas cocinas de la Universidad Laboral, obligándonos a doblar el cuello y mirar hacia arriba. Lucía Rivero sonríe y ofrece bolas de calabaza, hechas por su madre.

Unos muñecos toscos y horrorosos se sientan alrededor de una mesa dispuesta para el banquete, alineados a ambos lados de lo que puede ser una mesa de juntas cualquiera. El futuro está en sus manos, o en las de Jean Jullien.

Como niños despojados del más mínimo sentido de la responsabilidad, las paredes se han llenado de dibujos de personajes, de súper-héroes de cómic. Hay un batman gordo, unos renacuajos comecocos, garabatos simpáticos. Roller e Hijo se lo han pasado en grande. Mola.

Los azulejos han saltado por los aires, se han despegado de las paredes y han creado nuevos volúmenes que amenazan con ocupar la estancia, repitiendo el efecto de las discotecas ochentenas de luz ultravioleta, donde las camisetas y los dientes relucen. Pablo Armesto lleva de forma estoica la pregunta sobre si los ha arrancado premeditadamente.

“Just Married” acompañado de una declaración de intenciones sobre lo que puede significar el acontecimiento, escrita sobre un pos-it enorme. Todo el ajuar listo para ser trasladado a un nuevo hogar. Las hermanas Vázquez se posicionan ante las cosas estereotipadas y nuestro papel rebelde ante lo que ya no aceptamos. Carmen y Patricia se muestran pletóricas, como siempre.

Si entras en la cámara frigorífica volverás a sentir el frío y encontrarás una tienda de campaña en su interior. Ahí no se puede estar. Ahí es dónde se empeña en habitar Eduardo Guerra, en realidad siempre hemos estado ahí.

A modo de trampantojo, visible solamente desde un lugar determinado, una serie de manchas de pintura negra toman forma de mensaje. Sr. X sigue siendo escurridizo. Este personaje no se deja ver.

Al final del recorrido, en una sala apenas iluminada por unos monitores de televisión, nos observamos a nosotros mismos, en una suerte de bucle visual, descubriendo nuestro propio trasero o el de quien nos pueda acompañar. María Castellanos firma una de las piezas más certeras de todo este laberinto.

Arenas Movedizas cumple diez años, los Fiumfoto vuelven a acertar en una muestra hecha de entusiasmo, a base de seleccionar artistas no necesariamente digeridos por los circuitos habituales. Las cocinas del edificio repiten como un escenario delicioso.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia