AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Un buen trabajo

0 comentarios

Publicado en La Nueva España

Con la dimisión de Rosina Gómez-Baeza como directora de Laboral Centro de Arte y Creación Industrial, se cierra una etapa de cinco años que ha supuesto una auténtica revuelta estética en el conservador panorama artístico asturiano. Ya nada volverá a ser lo mismo. Y cualquier regreso a otros tiempos que obvie este relato de modernidad y socialidad sería negar, como indicaba José Luis Brea, el paso de imágenes «adheridas a soportes materiales» a imágenes «flotantes» y efímeras que se multiplican en diferentes pantallas. Las nuevas producciones artísticas responden cada vez más a procesos colaborativos y menos a románticos escenarios de inspiración y genialidad. Cualquier ciudadano tiene acceso a la tecnología, cualquiera puede convertirse en productor y distribuidor de imágenes. Se ha democratizado la creación y no podemos trabajar con criterios estéticos de otra época, ni renunciar a un tiempo que tiene en lo digital una de las claves esenciales de su identidad. Aún hoy sería válida la frase de McLuhan: «Entramos en el futuro a toda velocidad. Con la nariz pegada al espejo retrovisor». Pues bien Laboral Centro de Arte ha servido para apartarnos un poco de ese espejo y mirar adelante, situándonos ante una realidad que prefiere las experiencias enriquecedoras a las propuestas que nos devuelven al pasado, niegan el presente y ahogan el futuro. Pero, además, Laboral ha logrado conquistar un espacio con identidad propia y diferenciada de los centros de arte de nuestro entorno. 

En Laboral se han desarrollado nuevas dinámicas culturales y sociales y se ha propiciado e impulsado un debate, en el que siempre ha tenido cabida el disenso, sobre los límites de la tecnología, el desarrollo del archivo, el papel del público, la experiencia en la recepción del arte, los nuevos modelos de propiedad intelectual comprometidos con la libre distribución del conocimiento, el ocio, la red como espacio de creación y sociabilidad, el asalto a lo real por lo virtual, los nuevos nichos de producción cultural e industrial como pueden ser los videojuegos y el diseño. Se han acumulado datos, preguntas, propuestas artísticas, se han favorecido zonas de producción donde se tiene la posibilidad de trabajar con herramientas tecnológicas, se ha pensado la cultura como un laboratorio de experimentación; se ha invertido, en definitiva, en creatividad. 

En el Congreso Europeo de Cultura organizado por Polonia con motivo de ostentar la presidencia de turno de la Unión Europea y celebrado hace tan sólo unos días en Wroclaw, el sociólogo Zygmunt Bauman ha llegado a decir que «el futuro de Europa depende de la cultura» y que lo cultural es nuestro primer recurso económico. Y la Comisaria Europea de Educación y Cultura, Androulla Vassiliou apuntaba recientemente en un artículo titulado «Cultura, enseñanza e investigación para salir de la crisis económica» que «dedicar fondos a cultura no es un gasto, es una inversión: las industrias cultural y creativa ya representan el 4,5 % del PIB de la UE y el 3,8 % del empleo. Invertir en la juventud, la creatividad y la innovación significa potenciar sectores de crecimiento y empleo; sectores en los que Europa puede obtener un valor añadido significativo; sectores en los que podemos competir a nivel global». 

En este sentido, Rosina Gómez-Baeza ha apostado, desde un principio, por estrategias de investigación e innovación para el desarrollo artístico, ha asumido riesgos y contribuido a impulsar las nuevas tecnologías en entornos culturales y sociales y ha anclado la Laboral en el territorio mediante acuerdos de colaboración con otros Centros culturales y la promoción de más de un centenar de artistas asturianos que han participado en diferentes proyectos. Pero, sobre todo, la política expositiva ha mantenido un tono medio de gran calidad, con muestras excepcionales, que han situado a Laboral Centro de Arte en un referente tanto nacional como internacional. Con este bagaje Rosina se va. Y nadie puede negarle la dedicación y el buen trabajo realizado.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia