AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Luis Feás Costilla

De cómo combatir el frío intenso

0 comentarios


Publicado en La Voz de Asturias

Isabel Cuadrado, la artista de los relojes, ha decidido congelar el tiempo. Y lo ha hecho, como no podía ser de otra manera, en un país de hielo, Finlandia, en el que residió durante el pasado invierno gracias a una beca del Fiskars AIR. El frío era tan intenso que no tuvo más remedio que concentrarse en su entorno doméstico, cotidiano, y así pudo realizar una singular obra que ahora presenta en la galería Vértice de Oviedo, en su sala 0. Por un lado, los calcos de la tarima del suelo de la habitación y de la mesa de madera sobre la que trabajaba, reproducidos a tamaño real y en un plano digamos que pictórico, en tinta sobre papel manteca. Por otro, el registro de las instalaciones realizadas allí día a día, durante todo el mes de marzo, en un blog que también se puede visitar en la red (http://marzo2011.wordpress.com/) y en el que se aprecia la creatividad y el talento de la artista ovetense a la hora de intervenir en un espacio desnudo con cuatro puertas, una ventana y una escalera, sin más apoyo que un poco de hilo, pinzas, tijeras, vasos de plástico, macetas o varios rollos de papel higiénico.
El tiempo detenido en unas dimensiones concretas, tras una breve estancia que se espera fructífera y es de suponer que le servirá para ampliar su horizonte de experiencias como ya anteriormente lo hicieron sus residencias en Belgrado, en el Centro Frans Masereel de Bélgica o en la Academia de España en Roma.
Muy hábil en el trabajo de la estampación y el grabado, a los que ha llegado a incorporar mecanismos de relojería para dotarlos de una constante movilidad, donde mejor se encuentra es en el terreno de lo concreto, de lo objetual, que en la exposición de la galería ovetense se manifiesta en una sobria intervención sobre la puerta de entrada, de la que pende un hilo con su correspondiente ovillo. Recuerda esta instalación, que se tensa y se destensa conforme se abre o se cierra la corredera de cristal, a otras anteriores como las realizadas también con lana en las colectivas In extenso y Migraciones pictóricas, ambas sobre la pared, la primera en un revoltijo embarullado, la segunda, estupenda, con una linealidad exacta, en un estricto juego paralelo. Isabel Cuadrado es una artista que sabe extraer toda la plasticidad a los materiales utilizados y conseguir con ellos aportaciones insólitas que van más allá de lo meramente ingenioso, gracias a una poética abstracta pero cargada de sentido que se quiere próxima, íntima, con todo el encanto de lo femenino.

Dibujo helado’ (Isabel Cuadrado, 2011)



Oviedo// En su nueva individual en la galería Vértice, la artista ovetense presenta cuatro obras que, a pesar de su origen polar y su rigurosa geometría, no resultan en absoluto frías, gracias a la calidez de la lana con la que se dibujan y su delicada imbric

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia