AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Vivencias virtuales


0 comentarios

Los Encuentros de Cabueñes presentan el lunes
‘Arenas Movedizas’, con obras de diez jóvenes
artistas, en las cocinas de la Universidad Laboral

Publicado en El Comercio
El lunes se abre en la Universidad Laboral una nueva edición de 'Arenas Movedizas', dentro de los Encuentros Internacionales de Juventud de Cabueñes. Se trata de un espacio de convivencia, reflexión y experimentación que contará este año con las instalaciones efímeras de diez jóvenes artistas en las antiguas cocinas del centro, extendiéndose también a otros espacios no abiertos habitualmente al público, como la vieja zona de repostería y la cámara de refrigeración. La singularidad de algunas intervenciones y su carácter 'site-specific' son el santo y seña de estos encuentros creativos, que en 2011 cumplen diez años de andadura.

La virtualidad de las propuestas y la capacidad de esos espacios como contenedores de vida son el pretexto de partida de algunas obras, como la titulada '312 pixels' de Pablo Armesto (Gijón, 1970), una recreación óptica que, partiendo de un módulo base, genera un sugerente habitáculo tridimensional. El artista obtuvo en 2005 una de las becas AlNorte de EL COMERCIO, y el próximo día 15 inaugura una importante exposición individual en la galería Marlborough de Madrid. 

La propuesta 'No-visibles' de María Castellanos (Gijón, 1985) parte de un monitor que reproduce una escena de apariencia irreal, un enredo acerca de lo que vemos y no vemos. Ese 'diálogo' también lo ofrece otro ex-bcario de AlNorte, Eduardo Guerra (Gijón, 1973), cuya fotografía sobre las neveras de la Universidad Laboral, trata de conectar paisajes y sentimientos arcanos, difícilmente enunciables con palabras, viajando hacia sí mismo.

La intervención mural 'Naranja, ¿qué quieres ser de mayor' de Manu Griñón (Luarca, 1981) propone un análisis escéptico de los problemas del mundo, que el artista trata de contrarrestar a través de personajes y eslóganes sarcásticos, ironizando sobre el ritmo de la vida actual. El diseñador gráfico Jean Jullien (Nantes, Francia, 1983) presenta la instalación 'El banquete', con varios muñecos que ocupan el contexto histórico de las cocinas, y con el audiovisual 'Catastrophe!', realizado en colaboración con el músico Niwouinwouin . 

Una de las propuestas más sorprendentes es la de Lucía Rivero (Gijón, 1984) que, entre lo narrativo y lo simbólico, vuelve a apostar aquí por una suerte de multiculturalismo dialéctico, analizando realidades a través de simulaciones, fantasías en forma de bolsa de patatas, que se solapan para configurar una construcción de apariencia ideológica. Esa apuesta por la espontaneidad llega al límite en la intervención gráfica de Juan Roller (Gijón, 1972), que mezcla referencias reales y ficticias partiendo de ilustraciones de dibujos realizadas por su hijo de cuatro años, que el padre retoca o no, proponiendo un curioso diálogo donde la definición de 'arte' se pospone, asumiendo la emoción y la contemplación como el estado ideal. Espíritu de juego que late también en la intervención gráfica del Sr. X, anónimo artista del 'street-art' que «creció en una vieja iglesia reconvertida a plató de televisión, educado por una manada de analistas económicos distópicos». 

Más compleja, la instalación 'Dumster Diver' de Javier Soto (Navia, 1975) se plantea aquí como un ejercicio expansivo, tratando de «bucear en los contenedores de la memoria». Lo efímero, lo transmutable y lo pasajero toman partido, finalmente, en gestos ocultos tras la obra 'Just married' de Carmen y Patricia Vázquez (Gijón, 1981), creando momentos «propios de un caprichopasajero».

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia