AJIMEZ ARTE

Crítica

Juan Carlos Gea

Instrucciones para escuchar un paisaje

0 comentarios

El estado del arte: El proyecto Senda sonora, con el que Juanjo Palacios y Edu Comelles han ganado Nartur, una convocatoria para intervenciones artísticas integradas en el entorno natural del Alto Narcea-Muniellos convocada por el Grupo de Desarroll



Publicado en La Voz de Asturias


Se suele decir que somos lo que comemos. O que la suma de lo que hemos vis- to nos constituye. Pero no es tan frecuente considerar que también somos todo lo que oímos. Y que -del mismo modo que comer no es necesariamente paladear y ver no es observar- la audición no siempre es escucha. Recordar esa evidencia a oídos que se han vuelto sordos para todos aquellos estímulos sonoros que nos inundan desde el útero hasta que las células auditivas dejan de transmitir para siempre es uno de los objetivos tradicionales del lla- mado 'arte sonoro' y de quienes, des- de una perspectiva más antopológica que creativa, trabajan en la elaboración de los llamados "mapas sonoros": verdaderas cartografías "de todos aquellos elementos sonoros y acústicos que forman parte de un entorno, ambiente o territorio", según la canónica definición de R. Murray Schafer.
En estos parámetros se ubica el proyecto Senda sonora, con el que Juanjo Palacios y Edu Comelles han ganado Nartur, una convocatoria para intervenciones artísticas integradas en el entorno natural del Alto Narcea-Muniellos convocada por el Grupo de Desarrollo Rural de la zona, la consejería de Medio Rural y el museo Barjola, donde se exhibe estos días el proyecto junto a otros 18 finalistas.
Palacios y Comelles han elegido un territorio muy definido -la llamada Senda de las Piscinas- en las márgenes del río Ibias para un trabajo que se desarrollará en dos frentes: de una parte, la confección de un mapa y un archivo que levantarán el paisaje sonoro de la zona, ac- cesibles a través de un portal web en permanente desarrollo. De otra, la creación de un paseo sonoro; una intervención que salpicará el recorrido de la senda con las composiciones realizadas a partir del material recopilado en los trabajos de campo. La idea es que el paseante pro- visto de su propio mp3 u otros sistemas pueda ir recibiendo durante su recorrido en estas creaciones sono- ras concebidas específicamente para sumergirse en el sonido a partir determinadas localizaciones.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia