AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Jaime Luis Martín

Cocinar arte

0 comentarios

Publicado en La Nueva España


Arenas Movedizas 2010
Del 9 de Septiembre al 24 de Octubre
Antiguas Cocinas de la Universidad Laboral


Posiblemente «Arenas movedizas», un circuito de propuestas artísticas, comisariado por Fiumfoto, que va por su novena edición, no arrastre multitudes, pero consigue generar un espacio intenso de reflexión artística. Parafraseando a José Luis Brea se puede afirmar que hacen bien -los periodistas decía, la mayoría de la gente, digo- en descreer del arte, y, sin embargo, añadía, esos descreídos siempre están a favor «de las domingadas que ellos de veras aman: Botero, Modigliani, Barceló: horteras». Nada más lejos de los domingueros que este proyecto que busca para desplegarse espacios no convencionales -en esta ocasión las antiguas cocinas de la Universidad Laboral- y apuesta por estéticas experimentales, generando una zona de convivencia y moviéndose, ciertamente, en arenas movedizas, que es donde se encuentra la razón de ser el arte, si algo nos queda de creencia en el concepto y de sus posibilidades para generar expectativas, fuera de un mercado y unos condicionantes mediáticos que lo dominan todo.

A quienes les gusta la comida tradicional será difícil que puedan apreciar una pieza memorable y arriesgada como la del avilesino Daniel Romero, una instalación sonora interpretada por 200 frijoles saltarines, en un sorprendente maridaje entre biología y tecnología. Sin duda, a esos conservadores culinarios les costará digerir las imágenes críticas y reflexivas del colectivo madrileño «Basurama», una videoinstalación que pone en relación el consumo con el desecho. De fuerte sabor, pero fresco y saludable, resulta el ciclo de vídeos generados a partir de «archivos robados», comisariado por Txema Agiriano, que busca «un arte rutilante e insolente que no aspira en encontrar en lo que halla una originalidad improbable». Y en todo caso lo original queda roído por los ratones que el mallorquín Carlos Gispert ha introducido en la muestra como parte del ecosistema de cualquier cocina. Como humilde y hermosa es la instalación biocromática del gijonés Daniel Acevedo con el zapatero de agua (Gerris Lacustris) compartiendo protagonismo con las lentejas. El colectivo «Laramascoto», formado por los artistas Santiago Lara y Beatriz Coto, ha escogido un frigorífico para realizar una instalación con el aparato digestivo como protagonista de una metáfora sobre el consumo y el canibalismo contemporáneo.

La avilesina Cristina Busto nos introduce en diferentes escenarios recreados en el interior del mueble calientaplatos en una magnífica pieza que invita a reflexionar sobre la ficción a través de varias cámaras que falsean la realidad. Lamodern Modern narra una anécdota histórica -el vuelo de una freidora que impacto con la estructura de la chimenea- mediante un lenguaje gráfico y sonoro de gran atractivo. El leonés José Luis Macías se ha refugiado en la despensa para realizar un inventario en una instalación en la que el espectador se convierte en un producto más del listado.

Coordinada por el asturiano Juan Roller la propuesta «When the Apes met?» reúne a 40 ilustradores internacionales convocados en torno al imaginario del filme «El planeta de los simios». En esta línea pictórica se puede enmarcar el estupendo proyecto «Cuisine vivant» -actualización lúdica del bodegón barroco- del colectivo «Bonus Extra».

En estas cocinas abandonadas Cristina de Silva y Nacho de la Vega, como cocineros-comisarios, han elaborado un menú poco habitual en el panorama artístico asturiano, habituado a utilizar ingredientes, en demasiadas ocasiones, caducados o insípidos. Las once propuestas presentadas ofrecen un panorama variado y rico en sabores, creados específicamente para este proyecto y con una temática adaptada al espacio de la intervención.



Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia