AJIMEZ ARTE

Crítica

Imagen

Ángel Antonio Rodríguez

Identidades culturales

0 comentarios

Avilés y Gijón presentan las obras de los artistas seleccionados en las dos últimas ediciones de la Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias


 



Publicado en El Comercio

Curiosa coincidencia estos días de las dos últimas ediciones de la Muestra de Artes Plásticas del Principado de Asturias, con dos exposiciones simultáneas en dos ciudades. Así, el Centro de Cultura Antiguo Instituto (Gijón) y la Casa Municipal de Cultura (Avilés) albergan las ediciones XX y XXI de este evento anual que organiza la Consejería de Cultura con la colaboración de los ayuntamientos y el apoyo económico de Cajastur. 

Las muestras constatan la permanencia de disciplinas (pintura, dibujo, fotografía...) y su alternancia con nuevos soportes y tecnologías, que configuran un conjunto ecléctico, con preocupaciones que parten de la realidad y la reinterpretan bajo temáticas comunes (el consumismo, la soledad, la alienación, los problemas de identidad...) donde las iconografías derivadas de la publicidad y los mensajes subliminales son caracteres dominantes. 

Algunas firmas tienen presencia en ambas salas. Tal es el caso de Adrián Cuervo (Gijón, 1981), seleccionado en los dos últimos años y, además, reciente ganador del premio LABJovenExperimenta convocado en la Laboral. Especializado en audiovisuales y nuevas tecnologías, su trabajo conecta con los intereses del Centro de Arte y Creación Industrial, y sus videos plantean reflexiones en torno a la sociedad consumo, las percepciones de la realidad y la filosofía. 

También repite presencia Manuel Griñón (Luarca, 1981), que aporta ‘collages’ y dibujos tomando referencias de la música, la religión, la política, el ocio y la violencia, con una mirada muy ácida de lo real. 

En ambas ediciones hubo un artista especialmente destacado por el jurado como ganador del premio denominado ‘Asturias Joven’. 

El año pasado fue Sara García (Gijón, 1983), que presenta un conjunto interdisciplinar donde se advierte ese interés por analizar el consumismo a través de múltiples soportes. En la edición 2010 la ganadora fue Alicia González Lafita (Oviedo, 1989), con una curiosa instalación sobre las teorías de Robert Hooke e Isaac Newton que señalan una feliz convivencia entre lo científico y lo estético. 

Es grato comprobar también que, entre los seleccionados, hay autores que recibieron la beca AlNorte de EL COMERCIO. Por ejemplo, Rebeca Menéndez (Avilés, 1976), bajo el denominador común de su propio yo y la manipulación narrativa del mundo femenino. O las románticas composiciones fotográficas de Noé Baranda (Gijón, 1978), ausencias repletas de presencias, magistralmente captadas. O las últimas obras del pintor Santiago Lara (Tomelloso, 1975), con sus escenografías delirantes, y siempre cercanas a las calidades. 

Otra clase de escenas pictóricas son las de Lorena Álvarez Barrero (San Antolín de Ibias, 1983), más abigarradas, fragmentadas y repletas de ornamentos. 

Las técnicas mixtas del colectivo ‘Rubenimichi’ (Luis José Suárez Álvarez, Miguel Ángel Cabrerizo Laiz y Rubén Bartolo García), desvelan su pasión por la cultura de masas, mientras las pinturas de Carlos López Traviesa (Llanes, 1979) se interesan por lo narrativo, con alusiones a la prensa diaria y los elementos simbólicos. Las estampaciones litográficas de Carlos Pérez Rodríguez (Bogotá, 1977), sutiles y delicadas, se nutren del viaje como estímulo. 

Llama la atención el trabajo de Lucía Rivero, con cierto multiculturalismo dialéctico, analizando la realidad mediante soluciones simuladas. Y las obras, irónicas y lúcidas, de Noemí Iglesias (Riaño, Langreo, 1987) y de Iraida Lombardía (Laviana, 1977), con distintos soportes que prestan atención a lo procesual y lo testimonial.

Volver

Comentarios

No hay comentarios a esta critica

Si lo deseas, puedes enviar un comentario a critica:

Envía esta referencia